nací para ser como soy

Sí, es cierto, yo no puedo ser de otra forma, sino que siendo como me trajeron a esta vida, he de seguir siendo el mismo sin cambiar ni una pizca. Cada vez que estoy triste yo pienso él por qué de estar a si, sin saber cómo eres tú; en cambio yo me siento dentro de mí como una persona que llora cada vez que te veo decir que nadie te ha dado el cariño que tú me pediste. Yo digo que el tiempo sabrá lo que tú me distes a mí. Era las tres de la madrugada, estaba queriendo dormir, pero no había forma de hacerlo, mis pensamientos estaban a tu lado, ese era el sueño que a mí me mantenía sin poder descansar; mi cuerpo al estar pensando en ti quise saber el por qué tú no medas lo que tanto deseas. ¿Dime amor de mi alma, te acuerdas de aquel día que estábamos sentados a la orilla de un lago, y desde lejos escuchamos una música que nos llenaba de alegría, sus sonidos llegaban nítidos nuestros sensibles oídos? Yo al sentirla te bese, y tú al notar mis labios sobre los tuyos te sentiste tan feliz, que no, dudaste un segundo, nos abrazamos y después de escuchar la melodía me diste lo que tú y yo deseábamos hacía mucho tiempo. La sombra de aquel árbol, nos dio el cobijo que deseábamos y fue el sueño más hermoso de toda nuestra vida. Sentí en mi cuerpo el respirar de tus labios, te besé casi llorando era la primera vez que los dos deseamos ser el uno para el otro y así fue ese día nos unió la luz de la noche. Tuve que hacer fuerzas de mi corazón pero te fui quitando tu ropa hasta que tu cuerpo quedo al desnudo, mientras yo te desnudaba tú hacías lo mismo conmigo, y cuando los dos al desnudo nos abarcamos como si fuese la primera vez; era cierto, la primera vez que estábamos debajo de una sombra para que la noche no se diera cuenta que los dos por primera vez dimos lo que tanto habíamos deseado. Entre mi cuerpo y tu cuerpo resbalaban las perlas de las sombras; y la noche nos dio el lugar para que tú y yo hiciésemos por primera vez el amor. Nunca había estado encima de una mujer con tú, tu cuerpo era para mí la hembra de mis sueños yo el príncipe de tu alma; entre suspiro y besos llego el momento en que yo hice de ti la mujer de mi vida, vaciar mis semillas dentro de tu virginal cuerpo. Era mujer, si por primera vez era una mujer, yo sería para ti un sueño y tú para mí el pez que desea escapar de mis redes y al notar que no había forma de hacerlo te entregaste de una forma que nada ni nadie podría ser como tú lo fuiste. Tu cuerpo estaba en vuelto en una seda, que al parecer ante mí, yo te veía desnuda, que visión tan maravillosa tenerte a mi lado sin ropa que te pudiese cubrir, tú te entregaste a mi siendo la mujer que yo tanto quería, así lo hicimos mil y una vez hicimos el amor, la noche se cubrió de estrellas, la luna nos miraba con una sonrisa de burla, ella al saber que era la primera vez y se sonreía al vernos, si pensar que ella lo sabía y nos estaba mirando entre las hojas de aquel hermoso árbol que cubría los desnudos cuerpo en la noche de mis sueños. Eras la mujer de los sueños los que nunca podía sentir bajo mi cuerpo y esta vez sí lo fuiste y dese entonces te quiero tanto que para mí no puedo ser la persona que no duerma a tu lado cada noche y sé que seré el hombre que te quiere de todo corazón. Luceros, estrellas, y miles de luces que adornaban la noche. Tus ojos dos luceros encendidos en la noche, tu pechos montañas de fuego ardientes, con mis manos tocaba tus pezones encendido como si fuesen dos perlas que sienten la pasión de mis besos. ¡Era un niño entre tus brazos, notaba que erguidos como estaban no sé cómo hacerlos bajar a mis labios; tu boca tomaba la saliva en mis labios, dentro de ti parte de mi cuerpo te hacía el amor tantas veces que nada podía hacer bajar mis encantos dentro de tu vagina. ¡Fue el sueño más feliz de mi vida, era mi hembra de todo los sueños de este mundo, cada suspiro de tus labios se podían sentir dentro de mi corazón, que horas las que durante toda la noche como montado sobre una yegua de seda me sentía que en unos momentos sabía que podía resbalar de encima de ti. Agarrado a tus cabellos en redados mis dedos en lo risos de tu lindo cabello negros sentía tu respirar con el viento de tu alma, se hacía cada vez más fuerte y tú sin querer dejar este maravillosos momento; te sentía siendo la mujer más dichosa de esta vida. Dentro de este sueño estábamos los dos en un castillo de las mil y un anoche; cada segundo de amor era un tremendo sentido que sentía dentro de mí, las horas pasaban volando, los días es hacían cortos al no querer dejar de hacer el amor, los días que estuve sobre ella; ella cada vez quería más y yo sin dejar de ser lo que siempre fui, le daba cuanto deseaba ella; mis partes estaban como si fuese un sueño, recta y dura, hasta que ella se sintió dueña de mi. Entonces vi que nada ni nadie podía ser como éramos los dos, fuimos la pareja más dichosa de este mudo, dentro del castillo de los sueños estuvimos los dos una vez hasta que después de estar con ella, nos dimos cuenta de que no había sido un sueño si no que fue cierto, que nadie nos pudo ver, por que la luna se fue y nos dejo que siguiésemos haciendo el amor el que tanto tú yo deseamos hacer una vez. ¡Desde entonces cada noche éramos la sombra de un sueño, entrelazados sin saber que era el amor hasta aquel dichoso momento que te tuve cerca de mí para saber lo que es el verdadero amor, los sueños que yo tengo en mis sentimientos nadie puede saberlos y tu si lo deseas saber, vente a mi lado y veras la estrellas brillas en la noche que tengamos los dos desnudos ante la luna que se burlaba de mi al saber que era la primera vez que te tenía para mí en la noche que no podía dormir sin estar a tú lado bella mujer. El forjador de sueños pintaelsevillano.com
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s