pintaelsevillano.com

                     CARTA A MI MADRE

¿Cuánto tiempo hace que no me hablas, lo sabes tú; porque yo tengo menos años que tú, y ya no me acuerdo desde cuando no tengo noticias tuya?  ¡Será porque estamos muy lejos, tú de mí y, yo de ti! Puede ser: dímelo madre, tú lo de de saber ya que tú no estás donde yo quisiera que estuvieses. El tiempo dicen que borra los recuerdos, yo no puedo creerlos ya que a ti me es imposible de olvidar, te acuerdas de cuando yo te ayudaba a en saltar las agujas porque tú con tus preciosos ojos no veías el agujero de la aguja y, yo sentado en la mesa de camilla te ayudaba porque tú me lo pedias y sin decirte nada me sentí tan feliz a tu lado que para mi hacer algo para que tú te sintieras feliz a mi lado hacia todo cuanto tú me pedías; que feliz era yo al estar contigo pero qué vida más desgraciada que me ha tocado vivir sin ti. El tiempo se va volando y ya no soy aquel niño tan feo como te decían las personas, ya que tú en verdad eras muy guapa y también mi padre lo era, y yo nací como si fuese el patito feo,  hoy soy un signe blanco que se mese en los lagos de mis sueños,  puedo hacer cuantos sueños se me antojen y ahora te estoy pintando como yo deseo verte, ya he pintado a papa y ha quedado muí bien pero pintarte a ti es para mí un recuerdo tan bello que me hace llorar cada vez que doy una pincelada sobre el lienzo que cubre tu cara.  ¡Eras tan bella, que cuando por las noches que estoy sólo ya que en esta vida para vivir mal es mejor vivir sólo y a si estoy, pero nunca he estado más cerca de ti. Cuando lo años se van acercando al final de camino, eses camino que todos tenemos que pasar, es cuando los recuerdos se hacen realidad y te viene a la mente y nada puedes hacer para borrarlos; el sueño te deja despierto durante un rato hasta que el sueño te doblega y te quedas rendido de haber llorado por que los recuerdos de mi infancia me son imposibles de borra de mi corazón.  ¿Eras tú la que me contabas aquellos sueños que hoy en día yo escribo, verdad que eras tú madre? ¡Cuándo tú me dejabas, para mí fue tan duro que hoy al paso de los años yo maldigo ha ese hombre llamado Dios! Sí no sé por qué pero no me cae bien y, no lo he podido perdonar lo que me hizo cuando yo era un niño, yo sé que  tú me querías tanto que cada vez que me siento en una mesa de calilla, yo te veo sentada conmigo y te pregunto cómo te encuentras y tú me dices lo mismo. ¡Pepillo yo estoy bien, tú por mí no tengas penas que cuando a ti te llegue la hora veras que donde yo vivo ahora es un lugar donde los sueños son reales, hay  cada cosa tan hermosa  en este lugar que tú cuando te llegue la hora no te olvides de traerte tus cosa para pintar ya que aquí tendrás tantos paisajes hermosos que no terminaras de  pintarlos todos, sí ya sé que hoy pintas y que eres un soñador, que algunas  personas  te llaman loco porque estas siempre sobre las nubes de colores. ¡Dile a esas personas que tú eres diferente a los demás, yo ya lo sabía pero como te repetía tantas veces que para mí era un dolor el irme y no poderte dar una carrera de bellas artes que fue mi deseo mientras estuve contigo; pero me fue imposible poder dártela pero veo que sin haber hecho la carrera tú sabes pintar y cuando escribes pones tu corazón en cada palabra que quieres que lean las demás personas para que puedan saber de primera manos que tú eres algo especial y no es que yo lo diga porque soy tu madre, no, sino porque yo lo sabía desde que naciste y a nadie se lo dije, hoy puedo contártelo a ti. ¡Dime madre que es lo que yo tengo de diferente a los de más! ¡Tú cuando naciste eras como dicen muchas personas, muy feo, pero yo sabía que serias como el signe blanco! Un día al haber nacido tú estabas dormido en mis brazos, yo te acunaba despues de haberte dado la leche de mis pechos, a la que a ti te gustaba tanto, porque luego ya te contare un de tus travesuras que hiciste cuando ya eras mayor, bueno no tan mayor como para saber que aquello era cosa de un niño pero tú lo hiciste. Lo dejamos para más tarde, volvamos al lo que te estaba contando. Tú te habías quedado en mis brazos arto de tomar el alimento tan maravilloso que es la leche materna y cuando ya dormías en tu cara se reflejo una sonrisa y a la misma vez tú comenzaste a llorar. Aquello a mi me extraño y no se lo dije a nadie  me lo guarde para mí;  un día yo tuve un sueño que se trataba de lo que a ti siendo un niño muy chico te ocurrió y sin haberlo contado a nadie el sueño me vino una noche de invierno ya que tu sabes que naciste en invierno y tendrías un mes y medio aproximadamente. La cama estaba en el cuarto de adentro porque ya sabes que mi vida se fue pidiendo un deseo, que era tener una casa para nosotros y no tener que dormir casi todos en la misma habitación, pero los tiempos en lo que tú naciste eran muy difíciles y la cosa no estaba para hacer compras, primero porque no teníamos dinero para casi comer y segundo que tu padre no ganaba casi nada, y yo cociendo los vestidos para la gente cuanto me pagaban, tú lo sabes que por hacer un vestido me daban cinco duros y le parecía muy caro y ellos no pensaban que cuantas noches mientras tú dormías yo me quedaba cociendo mis vestidos para la calle. Con lo poco que yo ganaba al día siguiente comíamos una a migas de pan y un poco de gazpacho y esa era la comida que comíamos en casa, tú en cambio eras el que mejor comías ya que mi leche era tu alimento mientras tuviese la cantidad necesaria para que estuvieses alimentado, cosa que duró bastante tiempo en no tener que darte otra comida que no fuese mi alimento de madre. Como un pajarillo se alimenta del pico de su buena madre, yo te daba mi pecho y a ti además de gustarte mi leche y a demás te gustaba tocarme el pecho cosa que también me extrañaba pero pensaba que sería al saber que de allí salía tu alimento lo acariciabas de placer. Pepillo tú tenias una estrella que te iluminaba tus ojos, y yo te veía sonreír y lloras durante muchas veces,  a nadie le dije lo que te ocurría hasta que tuve el sueño como a ti te pasa que vives de los sueños yo también los tenia. Aquella noche como te decía de invierno yo estaba dormida y en mi mete se dibujo una estrella que me dio que este niño que te dicen que es tan feo, no lo tomes a mal, ya que cuando sea mayor veras que el signe que tienes recogido entre tus brazos; será un soñador de los mejores de este mundo y nadie podrá ser superior a él. Este sueño me despertó y yo al abrir mis ojos  la pude ver en realidad que la estrella se desaparecía lentamente para que yo pudiese ver lo que en mis sueños había visto y que nunca se me pudiese borrar el sueño que tuve. Esto me dijeron sin contar nada de ti que era una señal  de que tu tenias un algo especial, que cuando fueses mayor las personas desearan que tú les escribas y ellos te seguían leyendo cada cosa que tú hagas y serás algo que en la vida te hará sentir la felicidad en tu corazón. Pasaran los años y cuando tú no estés será cuando las personas te reconocerán como alguien que dejo una huella que jamás se ha de borrar, es tu legado para la humanidad, eso aunque a ti te parezca poco, no es poco, sino que todas las personas no pueden decir lo mismo. Tú no tuviste la fortuna de haber nacido en una cuna de rico, y de no poder tener una carrera. Hay muchas personas que tiene dos y tres carreras y no son capaces de escribir lo que tú escribes sin despegarte de la pluma que siempre te acompaña a todas parte, porque tú cuando caminas vas pensando en lo que has de escribir el próximo día y lo haces,  eso te dará el nombre de tu vida y cuando estemos los dos juntos desde aquí ya lo veremos cómo es tal y como yo te digo. ¿Tú te cuerdas de la manta que yo hacía con los trocitos de los recortes de lo vestido, si verdad que te acuerdas pues cuando me vine me traje una corcha de esas y la tengo guardada para cundo tu este a mi lado? Con ella te taparé y veras que aquí no hace frio como hacía en nuestro pueblo de Lora del río, en verano nos asfixiábamos y en invierno caían la heladas que el lebrillo se quedaba congelado y tu tenias que llevar un pasa montaña que te cubría la car para que no te saliesen sabañones y sólo se te podía ver los ojos, aquellos ojos que hoy recuerdo como si fuese el día en que te llamaron para que tú vinieses a mi lado;  yo quería darte un beso antes de partir a mi largo viaje. ¡Si madre tienes razón! ¿Pero tú me vistes mis ojos? ¡Sí que te los vi! ¿Cómo si tus ojos estaban abierto pero eran blanco y no tenias los colores de tus ojos donde estaba esos colores que yo no pude verlos? ¡Yo te vi como te acercaste a mí con miedo por si te llevaba conmigo, sé que  a ti te dio miedo darme el beso que yo tanto quería darte y llevármelo conmigo al camino del destino que nos guarda para el resto de los tiempos! ¿Por qué te fuiste,  por qué no  me llamaste antes, para que yo pudiese haber estado a tu lado hasta el momento en que te di el beso, si sé que me dio miedo dártelo, pero no era que tú me dieses miedo, sino que nunca había visto a la muerte a tu lado y aquel día estaba junto a ti y eso fue lo que me asustó tanto, ver a esa mujer vestida de negro que esperaba a tus pies que tu cerrases tus lindos ojos para ella llevarte y que yo no te pudiese ver nunca más. ¿Tú sabes lo que yo sufrí, te puedes imaginar lo que tuve que pasar por qué hay persona que se van cuando menos deben irse nunca, ya que una madre tiene que durar tanto como dura una serpiente o una palmera que duran casi los trescientos años y a si el que nace hombre tiene para siempre una madre que lo quiera  como tú me querías a mí?  ¿Por qué haber nacido hombre, quien quiere más a su hijo que una madre, nadie madre nadie me ha querido tanto como tú me quisiste a mí, ya ves como me encuentro y gracias a las cosa que yo hago eso al menos me hace sentir feliz y cuando me acuesto yo no hace falta que me acuerde de ti, no, sino que  tu cara está reflejada sobre la cabecera de mi cama donde yo duermo despues de haber hablado contigo y de haberte dado un beso de buenas noches; y a si como si fuese un niño yo me duermo cada noche. ¡Espero que no se te haya olvidado el lugar que tú y yo quedamos antes de irte! ¿Te acuerdas, si pues te lo voy a repetir porque sé que tú eres mayor que yo y puede que la mente y los cabellos que tú tenías tan negros se te hallan puestos  plateados, y cuando a una persona le pasa eso quiere decir que ya es muy vieja y casi todas las cosas se le olvidan y por eso quiero recordarte el lugar donde tú y yo no tenemos que encontrar cuando yo me valla de este infernal mundo ya que sin ti esto es un infierno, aquí no hay gloria como tú me decías a mí, pero que le podemos hacer los que aquí nos quedamos hasta que esas mujer tan bella pero que me da miedo siendo un hombre yo no quiero verla, con cerrar mis ojos ya tengo bastante y no me preocupa lo lejos que este el lugar donde tú yo no tenemos que encontrar el día que ya me llegue la hora, yo creo que ya he vivido bastante, si madre ya soy viejo, y que mas da vivir unos años más que no vivirlos, si cuando un hombre pierde a su madre ya no quiere ser nadie en este mundo y las cosas que se han marchado al tú faltarme ya no volvieron jamás y para que se quiere la vida si no tenemos a quien nos quiera, ya que como tú nadie me ha querido tanto. ¡Madre el lugar donde tenemos que vernos es donde está la fuente de colores es aquella que tiene diez y seis caños que cada uno sale de un color y cerca de la fuente hay un árbol que da una sombra muy buena y a sí, sí hace calor tienes donde guardarte para que no se queme tu linda cara y si tiene sed  puedes beber toda el agua que desees y  no se te hará larga la espera ya que se que cundo me tenga que ir es un momento, porque el viento que es quien me tiene que llevar es fuerte y rápido y en pocos minutos estaré a tu lado;  nada, ni nadie, me podrá separar de ti a si no me hará falta nadie para que yo tenga a mi lado una mujer que me quiera como tú me quieres a mí. Tuyo tú pequeño    FORJADOR DE SUEÑOS.

¿CÓMO SERÁ EL CAMINO DE IDA?


¿Te lo has preguntado alguna vez? Yo puedo decirte cómo es. Si aunque no te lo creas, un día estaba yo subido a un tejado y mira por donde al no ver lo suficiente caí desde una altura de unos seis o siete metros al suelo. Di con la cabeza y aun estoy vivo. Por qué no lo sé lo que sí puedo contaros es que bajando yo estaba muerto en verdad, si, muerto, nada del tiempo que paso desde la altura hasta el pavimento de cemento que fue lo que amortiguo el golpe. Si el cemento más duro que yo había visto en mi vida, no lo toméis abromas que si que era cemento. Y si no que se lo pregunten a mi cabeza, que quedó como si fuese una granada, en el lugar donde me golpee contra el suelo. ¿Muerto o vivo; que se yo, lo que puedo deciros es lo siguiente que cuando sentí el golpe fue cuando desperté, cuando choque contra el suelo pero en el trayecto yo bajaba muerto si dormido el por qué, que se yo porque sería? Durante la caída sentí que algo me sujetaba. Unas alas de colores y unas manos suaves sostenían mi cuerpo como si fuse una persona encantada. Pero durante los segundos que estuve sostenido por algo que me dijo que no temiese y que no tuviera miedo de nada que mi vida seguiría existiendo y nada pasaría. ¡Como podía yo sentir a la persona que habló conmigo durante unos segundos que tardó mi cuerpo sin detenerme en el camino! ¿Quién fue, es mi pregunta para todo aquél que quiera leer mi historia, ya que lo que les estoy contando es una de las cosas que a mí me han pasado durante mi vida, hoy quiero contaros los hechos y no crean que es incierto lo que les cuento, sino que es tal como yo le estoy relatando lo sucedido? Mis ojos cerrados, nada veía en la veloz carrera hasta el suelo, qué tiempo pasaría, que se yo pero tuve tiempo de hablar con alguien él cual me dijo que no temiese, que nada pasaría y que mi vida seguiría a delante con mis heridas y yo viendo el agujero que había creado sobre el tejado por el cual tuve la caída, sintiendo como corría la sangre por mi cabeza y con una de mis manos me tapaba la salida de la sangre por mi cuero cabelludo; gracias a unas voces que acudieron a mí por esto me pude salvar de morir. El morir no es problema el problema está en quedarse aquí sin que nadie se acuerde de ti. Sólo si sólo es lo único que la persona le falta para encontrar la locura y decirse asolas que donde está el mundo que me rodea. Nadie, nadie vive junto a mi; estoy sólo, por qué entonces si estoy sólo ya estoy muerto. Pues no es tan malo como cuentan las personas que viven en la tierra y lo que nadie sabe es lo que hay despues de haberse muerto y volver a estar vivo nuevamente. Pensar que estoy loco, al pensar tales cosas pero ni mucho menos, lo que pasa es que no todo el mundo puede decir que le ha ocurrido lo que a mí me pasó. ¿Hay cielo: no lo creo; pero que fue lo que me sostuvo en la caída, suerte, si tal vez fue suerte? Y no me puedo acordar de nada. Si pero quien era él que me habló en mis sueños tuvo que ser alguien que quería que no me marchase todavía. Para qué quería estar donde la soledad inundaba mis sombras, al salir a la calle tras de mí siempre había una sombra que me ponía las manos sobre mis hombros, me detenía cuando podía tener un accidente. ¡Detenía mis pasos, se adelantaba a mi cuerpo y me dejaba sólo al cruzar la calle, él caminaba a mi lado pero no me hablaba nunca yo me pregunto el por qué y para que quieres a una sombra que nada tapa y no te puedes ocultar en ella, sirve para algo más que para reflejar tu cuerpo bajo la luz del sol! A veces pensamos que nada hay, yo mismo lo digo nada hay detrás de la vida nada, y cuando uno se duerme te das cuenta que el sueño es una pequeña muerte, cuando llegue la hora ese sueño será largo ya habrá mucho tiempo para pensar en lo que fue tu vida en este mundo; en el cual estamos para padecer lo que el destino de las cosa quieran hacer con nosotros. ¿Cuerdo o loco, eso ya habrá tiempo para saberlo y cuando llegue el momento de averiguarlo ya tendremos la vida pasada y no será necesario preguntarse el por qué de las cosas que nos han pasado durante el resto de los años vividos en la tierra y para eso estamos aquí? Para eso, si la vida es un tiempo que pasamos pensando cómo podremos subsistir buscando la manera de poder llevarte un pedazo de pan duro a tus maltrechos dientes porque no hay dinero para que el dentista te arregle tu boca, y sin dientes que es lo que puede una persona masticar si lo necesario se han caído por el camino de ida. La fuente estaba con sus choros de agua fresca que se desramaba por los caños que tenía para que saliese el agua sobrante y la tierra se la tragaba como si fuese una esponja que está seca y no puede vivir sin esa agua que le daba la fuente, con su manantial de colores y que la vida de algunos animales se acercaban a los caños de esa fuente que en medio del camino de ida se encontraba llena de gente que hacían cola para poder beber un sorbo de agua fresca y seguir el camino que tras el recodo de este estaba el cruce del destino y nadie podía dar la vuelta para atrás. Descalzo nada que pudiese tapar tus heridos pies, nadie se quejaba, era un caminar sin palabras, nadie conocía a nadie y todos caminaban en silencio, sin adelantarse al otro que seguía su mismo camino, el pelo, los dientes, las manos, los huesos, su cuerpo, todo quedaba tras de él tirado por los suelos llenos de tierra y polvo que tapaban sus huellas, y seguidamente se iban perdiendo camino al destino sin saber el por qué de este camino sin poder gritar para que alguien parase esta cola que se perdía al llegar al cruce de este largo camino que seguramente iba al final de los sueños y los cuales ya no servían para nada todo había terminado para esta cola que cada vez era mayor y qué lugar tan grande tenía que haber cuando se pudiese divisar el cruce, que sería esto que no lleva al final sin saber ni poder preguntar adonde nos conducen a todos y nadie se miraba su cuerpo ya que según nos ha cercábamos al lugar las ropas ya no estaban sobre nuestro cuerpo, nada cubría los huesos que se iban cayendo por los terrenos pedregosos y que nada se sentía en los pies nada, ni la sangre caída de los pies manchaba la tierra, la piel se caía como la escama de una serpiente y se quedaba enterrada por los pies descalzos, nadie se paraba para ver qué era lo que estaba sucediendo. Era el tiempo que se tarda de estar vivo a estar muerto. ¿Es largo sí pero también es corto ya que el tiempo no cuenta para nada y tienes toda una vida para llegar al destino que nos espera cuando no te despiertes al caer de un sitio alto y nada de lo que sucede ya no es válido y nadie te recoge porque no estás vivo y nada queda de ti, sólo el charco de sangre que dejaste al darte el golpe pero tú ya no estás en esta vida? Yo me sigo preguntando el por qué yo tuve esa suerte si es que se le puede llamar suerte el seguir con vida en este desgraciado mundo donde no hace falta que te tapes de nada ya que nadie te puede ver como caminas bajo la sombra de un tomillo y ni el olor a silencio te hace ver la soledad de tu vida, la que tardo en llegar al lugar de tu despedida… EL FORJADOR DE SUEÑOS

EL VIOLÍN DEL DESTINO


Ya tenía mis años, yo vivía en casa de mis abuelos. Ellos, tenían muchos años pero siendo yo una persona mayor, ellos aun tenían ganas de ser jóvenes y el único nieto que quedaba en la familia era yo, que no me había querido casar y por eso vivía con ellos y ellos se sentían mejor teniéndome a su lado y a si no estaban solos. ¡Viejos sí, pero me querían tanto que ellos temían por mí como su fuese su hijo, él único que les quedaba por hacer un hombre que al saber que no había tenido ganas de casarme, eso a ellos no le daban importancia ya que había en este mundo tantas personas que vivían solas que era uno más de los que no habían querido enredarse en cosas de matrimonios; pero ellos siempre preocupados por mí sabiendo que no era un niño sino todo un hombre que ya tenía mis cincuenta años al menos, mirando mis años ya podéis pensar los que ellos tendrían si yo tenias cincuenta; cuantos tenían ellos! Si eso casi los cien pero contaban con una fuerte naturaleza que los mantenía en perfecto estado mental y muy ligeros de pies, ya que la casa no era pequeña pero a si decían ellos hacemos deporte cuando nos paseamos por los corredores de la casa. Siempre estaba yo metido en mi alcoba estudiando ya que dicen que la edad no hace mucha falta para poder aprender lo que uno desea. Es cierto, los libros que mis abuelos tenían sobre las estanterías yo me los estaba leyendo casi todos para tener una gran inteligencia y el saber no ocupa lugar. Un día mirando un armario muy grande encontré un estuche que me pareció de un violín, sí era cierto estaba allí. ¿Quién en la familia había tocado el violín que yo sepa nadie, entonces, limpies su tapa la de el estuche y lo lleve a donde estaba mi a vuelo que estaba sentado en la mesa de camilla ya que era pleno invierno y hacia mucho frio, cosa que también ayudan los años que ya tenía mi abuelo. Cuando le puse el violín sobre la mesa él se sonrió y sin decir nada me preguntó. ¿Vas a prender a tocarlo? ¡Y por qué no, todavía soy joven y tengo tiempo de poder aprender a tocar este instrumento y a si no estoy todo el día leyendo y podre cambiar de temas, una veces estudiando y otras tocando este viejo violín. ¿Viejo? ¿Quién te ha dicho que sea viejo, tú, tú lo dices, lo has visto por dentro? ¡No, no lo he visto, pero viendo los años que debe tener, lo mínimo es que sea muy viejo, eso no quiere decir que no suene bien! ¡Ábrelo y ya me dirás quien es el viejo el violín o tú! Al escuchar a mi abuelo sobre el instrumento que estaba sobre la mesa casi no me atrevía a destapar la tapa del estuche para poder ver cuántos años podía tener. ¡Ábrelo te digo, vamos a ver, quien es el viejo! Tanto me lo decía mi abuelo que no me quedo más remedio que abrir la tapa del estuche. Cuando vi el maravilloso instrumento que tenia ante mis ojos no lo pude creer que esto tuviese tantos años como decía mi abuelo. ¿De quién dices que era? Este violín lo compro mi visa abuelo, yo tenía ya casi los diez años cuando un día se presentó con él. Yo me acuerdo de lo que me dijo, parecía una profecía y delante de mi padre que estaba con nosotros le dijo a él. ¡Tú se lo guardas para tu hijo! Y si él no le gusta estudiar música. No temas que sí que lo estudiará, cuando lo vea, podrá pasar noches sin dormir hasta que lo haga sonar como es debido y seguramente él lo apreciara mucho el tener una pieza de museo en sus manos. Dirigiéndose a mi abuelo le dijo. Y tú lo has de guardar muy bien que él no lo pueda encontrara hasta que no sea mayor y sepa lo que tiene en sus manos. ¿Lo habéis comprendido los dos? ¡Si, abuelo. Lo hemos comprendido, esperemos que este guardado hasta que tú decidas dárselo personalmente. ¡Como se lo voy a dar yo, para entonces estaré comiendo hiervas hace ya un siglo, pero ustedes estaréis aquí para que le lo encuentre y lo aprenda a tocar. Mi padre no decía nada, él se daba cuenta de lo que su visa abuelo le quería decir. Mi abuelo se lo dio a mi padre y este no pudo encontrar un sitio mejor que este armario que era tan grande que la humedad no pasaba por que sus maderas eran de un grueso importante y no se podía estropear por muchos años que pasasen por él. Cuando yo pude ver la preciosidad de violín me quede estupefacto sin atreverme a tocarlo de lo maravillosos que era. ¡Cógelo, des tuyo, me lo dio mi abuelo y hoy es tuyo y has de a prender a tocarlo hasta que puedas dar un concierto ante el mundo! ¡Yo, cómo voy aprender a tocar para dar un concierto ante el público! Sí que lo harás, eso me dijo mi abuelo. A sí que ya sabes lo que tienes que hacer con él. Cerré la tapa y me lo lleve a mi alcoba. Una vez dentro lo coloque sobre mi escritorio y lo saque de su caja, más bien parecía una pieza de museo que un violín. Cosa más hermosa que esta, no había visto en mi vida y como me dijo mi abuelo lo tenía que aprender a tocar y sin pérdida de tiempo; estudie su método que estaba con él en el armario guardado y lo abrí y en su primera pagina me decía mi visa abuelos. Querido biznieto esto es para ti un regalo de mi parte, lo único que tienes que hacer es aprenderlo a tocar y cuando lo sepas das un concierto con él, entonces nos iremos al fin del camino donde ya no se puede volver y nadie ha vuelto de aquel lugar. Este es lo único que te pido mientras tú no lo aprendas no estaremos descansando ni de día ni de noche. ¿Lo has comprendido? En silencio quede al escuchar aquellas palabras que salían de la página en la cual estaban escritas y que parecían que me estaban hablando a mí. Tenían al menos ciento cincuenta años cuando se escribieron. ¿Cómo podía mi visa vuelo saber que yo aprendería música y a un que no había tocado instrumento alguno este me gastaría a mi tocar. Era un belleza una pieza de museo sus cuerdas estaba tensas como si alguien las hubiese tensado a cosa hecha para que cuando yo cogiese el violín en mis manos ya estuviese preparado ,para dar mi primera lección. Abrí el método y como me decía el escrito comencé a dar las primeras notas del método y cada vez me gustaba más su sonido, ya que parecía estar encantado, su timbre que tenia salía de su madera como por arte de magia. Parecía de un sueños que no quería despertar nunca ya que él me hacía que no lo dejase ni para comer, ni dormir, me obligaba a estudiarlo todo el dia y también por la noche. Mi casa como era muy grande el sonido no salía de sus paredes tan gruesas y a nadie molestaba, a si que estuve durante meses estudiando las vente y cuatro horas cada día, hasta que un día me quede dormido, y unas voces me despertaron con un mal genio que me sobresalte al escucharlas. ¿Ya sabes tocarlo para dormir? De muéstramelo si es que lo sabes, antes de dormirte has de tocar cada noche y cuando lo toque bien el te dejara dormir, sui no lo haces correctamente bien él no se callara en toda la noche y no podrás dormir tranquilo. ¿Lo has entendido? ¡ Por más que miraba, quien me daba esas voces no podía ver a nadie y el violín estaba preparado para que lo tocase! Sin tener más remedio cogí por primera vez el violín y sí que lo había tocado y el sonido me despertaba de tal forma que no tenía sueño y estaba tan cansado que sin poderlo remediar me quede dormido a su lado fue cuando las voces me despertaron. Al poco tiempo de estar despierto con prendí que eran las voces de mi visa abuelo que tenía ganas de que yo aprendieses a tocarlo a si él podría morir en paz y descansar de su vida tan dura y maltrecha que había llevado en su juventud. Una vez comprendida las razones de mi antepasado yo ya no deje un minuto si estar tocando el maravilloso violín y al final cuando estaban mis dedos molidos por apretar las cuerdas me salían sangre de las yemas de mis dedos. Cuando mire mis dedos vi que se habían curado mis heridas y fue entonces cuando con prendí que ya sabía tocar el extraordinario instrumento que tenis en mis manos. El cual al saber que estaba preparado para dar el concierto fue cuando abrí una de las partituras que me tenía preparada el mismo método y sin decirme nada las paginas se abrieron y yo comencé a tocar de verdad. El sonido parecía que me tenía flotando mis pies no llegaban al suelo y estando casi en volandas el sonido llenaba el dormitorio y toda la casa. Mi abuelo al sentir como tocaba se alegro mucho al saber que su abuelo tenía razón para decir que yo tocaría su despedida de este mundo. A si fue como aprendí a tocar y cuando el sonido llego hasta el director del conservatorio me ofrecieron que diera un concierto para que se pudiese escuchar este maravilloso violín y a si el daría su despedida con la vida gracias a mis deseos de aprender para que pudiesen quedar en paz con la vida y descansar para los resto. El día quedo señalado en los carteles que llenaban toda la ciudad y el teatro quedo al repleto no había localidades por venderse estaba todo vendido, y yo estaría solo ante el mundo tocando lo que mi visa abuelo me había pedido, yo lo hice por él y por mi porque le cogí tal cariño que no pasaba una noche que no interpretase una melodía que ya de memoria se había metido dentro de mí y que no podía dormir sin que de mis manos no saliese esa melodía que hasta el violín se la sabia solo. Llego el día señalado, estaba el teatro a rebosar y cuando el telón se levantó quede ante el mundo sólo y con mi violín en mis manos, el silencio se hizo extremo y se podía escuchar al vuelo de una mosca para que yo pudiese dar el concierto del siglo que era lo que me habían pedido los ancestro de mi pasado. Nadie se movió cuando se pudo escuchar el sonido tan maravilloso de este instrumento que parecía que había salido de los ángeles y que no podía tocarse mejor que yo ya que era una petición de mi familia. Yo interprete la melodía con tal cariño que de mis ojos salieron una lagrimas que mojaron la madera del violín, y cuando se mojaron se fuero destruyendo de mis manos y mi pelo quedo blanco como la nieve, mis manos se fuero arrugando por los años que ya tenía mi cuerpo se fue descomponiendo y mis huesos se quedaron sobre el escenario hecho ceniza y el viento se lo llevo de un soplar y desaparecimos del escenario de un viento que llego hasta donde estábamos tocando la melodía que cuando terminó el público no había escuchado cosa tan hermosa que sin darse cuente ya habíamos desaparecido. Mi cuerpo y mis violín y todo se preguntaban a donde se han ido que no podemos darle su aplauso que se lo han merecido porque es la mejor música que se ha escuchado en la tierra desde que se hizo ese violín. EL FORJADOR DE S¡UEÑOS…

El viejo tocador:

Sí, yo tenía un viejo tocador que estaba en mi grandiosa casa. ¡Yo tenía una casa que era tan grande y con tantas habitaciones, que comenzaba ajugar en una y, cuando había llegado a la ultima ya no sabía como era la que le tocaba hoy jugar en ella. Tambien tenía un soberao que era donde se guardaban los viejos muebles, los que ya no servían y era por que estaban destartalados y carcomidos por las termitas y las polillas que hacían que se callesen a trozos los pedazos de maderas de los que estaba creado. Había en el soberao un viejo tocador; el cual, era mi favorito y, era dode más me gustaba a mi jugar. Si jugar, allí tenia tantas pinturas que yo podia ser el capitan de los pirata, o el rey de los corsarios donde yo siempre ganaba. Cuando yo era joven, entonces tenía yo pocos años y no me daba pereza de subir los peldaños de la vieja escaleras, la que a cada peldaño hacía un ruido diferente, parecía un viejo piano que estuviese inclinado para que cuando yo pisase sonara una melodía que yo mismo había compuesto para mi. Llegaba al soberao y directamente me sentaba en su taburete y delante del viejo espejo ya me estaba riendo, las cremas aun estaban tiernas y parecian que las había puesto para que yo pudiese jugar con ellas. Sí era un poco extraño ver que cada vez que yo me sentaba, él habia cambiado las cremas para mi cara. Entonces era yo muy joven y tenia una piel tan fina que con poca crema ya estaba cubierta y yo mismo me reía de mi. Entonces me justaba jugar y subir por la escalinata de piano como yo le llamaba al saber que cada día él me cambiaba los sonidos para que yo tambien cambiase de canción. Era bonito poder jugar entre los viejos muebles, que feliz era yo. Hoy, ya no tanto, porque mis años ya mo me permiten subir y no se cómo estara mi viejo tocador. Yo aunque no puedo subir se que él me echará de menos pero yo tambien lo echo de menos a él. Estamos iguales él por viejo y destartalado y yo por que los años no habián pasado enbalde y no tengo fuerzas para subir esasa escaleras en la cual si lo intentase seguramente me caería y se ronperían mis piernas. Ya hemos llegado, hoy toca soñar, si eso es lo que hoy toca soñar y cuando se esta soñando no podemos hacer otra cosa que esto, soñar que era joven entonces y hoy ya no lo soy y no puedo vivir sin estar delante de mi viejo tocador. Tengo en mi casa, si esa casa tangrande qui tengo, que en una de las muchas habitaciones que tiene mi casa, esta un replica del tocador, porque yo le tenía tando cariño que hice que me hisiesen una replica de él, y asi como con los años ya no podia subir, pues para no tener que ir al soberao temiendo por mi, lo puse en una de las muchas habitaciones que tenía mi casa y cuando quiero ser el que era cuando joven voy y ante él me siento y, el espejo me mira, y sin decir nada yo se lo que esta pensando de mi. Sí yo lose pero ami no me importa lo que llegue apensar, por que yo me siento dentro de mi vejez un niño por dentro el cual aun soy la persona que yo deseo ser; y no creas que me importa, no, no me importa lo que piensen de mi, se que estoy sólo y cuando yo me encuentro sólo es cuando más feliz me siento, es cuando yo puedo ser el actor de cualquier obra de teatro, ser el galan que enamora a a la princesa, y me caso con ells y somos la pareja mas feliz de este mundo. Limpio mi cara, y con unas toallitas humedas me cuesta trabajo, ya que las arrugas de mi rostro que antaño era liso ya no es lo que era y hoy parece que el piano es mi cara y a cada arruga él tien el sonido guardado para mi. ¡Que cosas tienen los años, tú te has ,mirado al cabo de muchos años aun espejo! ¿No, por qué, es gracioso ver como tu cara esta heccha de un tegido diferente al de cuando eras joven, si ya no esta lisa la piel, hoy es como si la hubiesen echo de lana con arrugas y bultitos que no permiten que puedas pintarla como tu desearías y cada vez que lo intento me cuesta mas trabajo estar sobre el escenario vestido de principe. ¡Ya no hay princesa esperandome, estoy sólo y que pena me dio a mi mismo cuando me he pintadao y se pasan las horas y mi princesa no viene y me quedo esperandola. ¿Hasta cuando me pregunto; cuanto podre aguantar esta comedia de mi vida? Mejor será que yo mismo me de por terminada la fiunción y eche el telón a bajo, si el publico no aplaude que mas meda, si ya no viene nadie a mis funciones estoy sólo y nadie es mi princesa de mis sueños. Cerrare el teatro de sombras y me sentaré aque llegue el final de mi carrera y de esa manera esperare que m¡ muerte que lleve adonde ella quiera y en el caminon dejare un pedazo de crema para cuando vuelba a si sabre cual es le retorno de mis sueños. De esos sueños que núnca se terminan de salir de mi añorada mente, y por eso sere siempre El FORJADOR DE SUEÑOS…

¿Qué lastima, si es verdad que lastima me da llegar adonde separa el camino que comenzamos, y cuando hemos llegado me da lastima de ser lo que el destino nos tiene preparado para que vivamos los que nos toca vivir? Pero me da lastima ver en lo que nos volvemos cuando el tiempo se encarga de hacer con nosotros lo que sin querer hacemos. El Viejo, y nadie siente el amargor de nuestra boca y la iel nos sale de nuestro corazón si saber el por qué. Cuando nos miramos ante el espejo y nos vemos disfrasado de un viejo amargado de vivir, sin ganas de seguir viviendo qué hacemos ya en este mundo. ¿Cuando sin saberlo nos difrasamos y nos hacemos fotos para que todo aquel que nos vea se da cuenta que t¡, ya hemos llegado al final de camino de la cordura y estamos ante el avismo de un presipicio que nos deja caer sin retornos, y sin saber cuando llegaremos al final de la caida, y cuando dará nuestro viejo cuerpo contra el suelo y se destruirá nuestro cuerpo en cenizas que el viento esparcirá por los aires y no dejara ni rastro de lo que antaño fuimos. ¡Si, siento pena, mucha pena al saber que nada de lo que hacemos esta cerca de la cordura si no mas bien de la locura, que sin darnos cuenta ya hemos llegado al extremos de ir perdiendo poco a poco el saber, si es que lo hemos sabido alguna vez lo que fuimos; ya sin tener el pudor de presentarnos ante la humanidad lo que ha quedado de lo que antes fuimos. Ya se nos calleron las hojas y solo queda el viejo tronco y a nuestro alrededor un montón de hojas muertas sin saber que hacen que el viento no se las lleva lejos de nuetro cuerpo, ya, mal herido y llorando el llanto moja lo que queda de lo que fuimos. ¡Que lastima, sin mirar en lo que nos hemos convertido,en un bufon, si un bufon que hace reir a los demas; sin darnos cuenta y cruzamos el limite del camino que nos tocó vivir! Siento lastima de mi mismo, porque nadie se a mirado al infinito y se ha sentido dentro de esa nube que cubre nuestra mente al llegar. Sí hemos llegado. ¿Pero que hace el destino que no nos recoje y nos lleva a donde ya nadie se da cuenrta de lo que estamos haciendo en este mundo sin piedad y sin tener la razón de estar viviendo. Mejor sería quedar descompuesto y arrojado al final del camino donde los no cuerdo se destrullen sin saber el por que de la cosas cuando term¡na su ciclo estan mejor sin saberlo, perdidos en un mundo que no hemos querido vivir, pero que ya sin desearlo estamos viviendo. ¡Siento esa pena de v¡vir como sin querer nos hemos convertido el el bufon de nuestra suerte, para quedar que los demas mortales se rían de nuestras cosas. Prefiero que el viento arrastre mis hojas ya caducas y la esparsa al infinito y que nadie pueda ver lo que estamos haciendo en este mundo ya. ¿Tú sientes pena de ti, no la has sentido? Cuando llegues y te des cuenta de que haces y de lo que nadie quiere hacer, ya te darás cuenta de que llegastes y será cuando sin mirarte tú mismo sabrás que has llegado y desesarás que te lleven adonde nadie quieres que te vean y serás destruido por ti mismo lo que ya no eres. EL FORJADOR DE SUEÑOS.

QUIERO PEDIR PERDÓN Y LO PIDO
Quiero pedir perdón: Si, quiero pedir perdón. A todas las mujeres de la tierra, a todas en general ya que si sé que me queda una a la cual no se lo haya pedido yo me sentiré mal al haber dejado a una mujer que yo no conozca y se me haya pasado el pedírselo. Para comenzar este escrito que no es un sueño, sino una declaración de culpabilidad mía y de todos los hombres que lo crean también suyo es este escrito, para que pueda quedar zanjado para el resto de la vida, en mi nombre en general, a si nadie se creerá culpable de mis declaraciones que este día un escrito para todas las mujeres de la tierra. Para empezar quiero recordar al gran doctor de la naturaleza de nuestro país, el gran Don. Miguel Rodríguez De la fuente. Este gran señor tenia con mi persona dos cosas que éramos de la misma familia. Era Rodríguez de primero y el segundo, tenía delante de su apellido, de, la, y seguidamente fuente, cosa que los apellidos que tiene el de la son apellidos de nobleza. Él lo tenía en de la fuente, y mi abuelo lo tenía en, de la Cruz, por lo cual en algo nos une la historia. Bien el recordar a este gran doctor es porque él cuando hacia vida salvaje se dedicaba a los lobos de la meseta hispánica, y eran los animales que vivían desde hacia millones de años en nuestra tierra. Como él lobo yo no quiero llamar a nadie como si fuésemos animales, ni lobos, sino como si nosotros fuésemos una fauna salvaje que tenemos los hombres con respecto a las mujeres. Yo me declaro culpable por ser un hombre que he cometido errores en la vida y me he creído superior en tren la mujer y el hombre, cosa que estaba totalmente equivocado de pensamiento y obra. ¿Qué es el hombre sin la mujer? ¡Nada, si nada, es solo una especie de lobo hispano que en la soledad no tiene a nadie que esté a su lado! ¿Quién es la mujer? ¡La mujer es la parte del eslabón que aun hombre le hace falta para ser una pareja de seres que conviven y viven en armonía, cosa que en realidad no es fácil decirlo a querer hacerlo, pero la vida de nuestra naturaleza es para toda clase de personas o bien de animales que poblamos este planeta. Millones de años hacen que el hombre se cree superior a la mujer; si superior. ¿Pero en qué somos superiores? Quiero si alguien se atreve que me lo diga, sí que me lo diga, si quiere aquí le doy mi número de teléfono para que me pueda llamar y aclarar su idealismo y el por qué somos superiores. 606778527. Me puede llamar sin temor ya que soy una persona que no se molesta por una declaración entre personas. He preguntado por la superioridad que durante millones de años nos creíamos los seres superiores, y para mi estábamos equivocados totalmente. Si yo echase mi semen en un vaso. ¡Creen que podría esperar que se hiciese un niño o una niña! ¡No, pues claro que no, cosa bien sabida ya que para que nazca un hijo hace falta una mujer, esa mujer es nuestra madre y sin ellas no estaríamos aquí ninguno de nosotros! La cimiente se echa a una tierra fértil y su semilla crece y se crea en la tierra bien labrada y esponjosa que ellas tiene dentro de su ser, por lo cual ellas son superiores a nosotros en todo. Pero las persona pensante de este mundo ellos siempre han sido los seres que nos han inculcado que éramos nosotros los patriarcas y los cabeza de familia y teníamos el derecho de hacer y deshacer lo que pensábamos y queríamos, pero eso no debería haber sido a si nunca, ya que ella es la persona que crea y hace crecer a la humanidad de esta tierra. Las cabezas pensantes son todos los señores que vestidos de negro o de escarlata van predicando que ellos son los representantes de Dios en la tierra. Y si no vean haber quienes son los que suben aun pulpito para dar un discurso y que los fieles les crean lo que ellos han escrito sin decir la verdad ya que fueron ellos los que escribieron el cuento de la historia de la biblia y en cada forma católica o protestante, o evangélica, o de Jehová, todas son escritas por personas que no creen en nada solamente van para el negocio de ellos. Si no me pueden decir el por qué no hay mujeres que vallan haciendo de curas, no solo ellos según sus palabras son los llamados a evangelizar a la humanidad. Según palabras de Cristo ellos eran doce apóstoles y no había mujeres. Cosa que me parece imposible de creer. Y las palabras que predican los señores de las túnicas dicen, que la mujer es la esclava del señor. Ya se pronunciaba la palabra esclava. ¿Por qué ella era la esclava, y no la dueña? Si no hay nadie en este mundo que pueda dar más que ellas; y que pueda hacer crecer dentro de su vientre una milésima de simiente haga crecer una vida que es el fenómeno más importante de la vida. Mientras que el lobo hispano se creía el jefe de la manada por qué él era quien echaba su simiente dentro de la vagina de la mujer. Y ya está. ¿Era suficiente para creerse superior a su hembra? No, no somos leones, no somos gorilas que se golpean el pecho diciendo, yo soy el macho, no es verdad ya que si el hombre se cree más fuerte que la mujer. ¿Quién me lo puede demostrar? Echar la simiente no es nada comparado con el engranaje que hay dentro de la tierra que por naturaleza llevan dentro las mujeres para que se pueda crear un hijo. Y si medimos la potencia de la mujer cuando se hace el amor. ¿Dónde se queda el hombre, él se puede creer que haciendo el amor una vez o dos, ya es superior a ella, que equivocado esta; ella es mucho más superior a cualquier hombre, porque ella aguanta mucho mas al hombre que el hombre a la mujer, y habiendo echado su semilla ya le da derecho a ser el jefe de la manada? Durante millones de años éramos educados con el sambenito de ser el macho y la mujer la que tenía que hacer todo en casa,, y en algunos casos el hombre era él que tenía la obligación de sustentar a la familia con el trabajo de su cuerpo, cosa que hoy en día ya no es a si, porque la mujer también trabaja, cría el hijo, hace las cosa de la casa , educa al niño, y además respeta al hombre y le pone la comida y se dedica a pensar y a trabajar en el hogar de la familia, el señor de la casa tenía su lugar guardado en la mesa, su cubierto, su plato y su comida ya que él tenía que trabajar para mantener a los miembros de la familia. La vida va cambiando y hoy los dos trabajan, pero la mayor parte del trabajo lo realiza la mujer. Pasan los años y cada vez es más difícil estar juntos y se separan más matrimonios. ¿Por qué: tal vez no sepamos lo que tenemos en las manos, la mujer es una rosa que se asemeja a una rosa de cristal, si se cae se rompe en mil pedazos, teníamos que adorarla, mimarla pero también ellas cuando tengan a un hombre que ella vea que la ama también tiene el derecho de demostrara que lo quiere y sería una pareja feliz? ¡NO tenemos la culpa de todo, si sabemos que hemos sido duros, y a veces criminales, golpearlas y sin tener el derecho a ser el dueño de una persona que hemos conocido durante un baile o una ocasión que los dos al mirarse sin decir palabra alguna, el amor es quien los ha unido y ellos sin pensarlo se casaron y los años no pasan en balde ya que la soledad es la sombra de la persona que nos deja en un lugar donde nadie nos desea, nadie nos mira y cuando las dos personas se entienden son la pareja perfecta, y si no hay que separarse y viene los problemas de los hijos que son los que sin tener culpa de nada son los que peor parte se llevan de los tres. La educación comienza en la escuela; pero la escuela es y era una clase de educación tan mísera y pobre que no había clase de como se tenía que ser los medios para educar a los hijos y que supiesen como tratar a las mujeres, ya eran los padre que les daban las formas sin tener que decir palabra alguna con el propio ejemplo de ellos; y al ver que eran los dueños, los hijos ya tenían el cuadro perfectamente aprendido; y cuando se hacían mayores era seguir la misma forma que sus padres. Error ya que la enseñanza era para los ricos y los pobres no nos enseñaban nada más que a rezar y a persignarse y a cantar el cara al sol, el padre nuestro y poco más. Sabiendo que los curas eran en aquellos tiempos los dueños de todo, con derecho a pernada y se denominaban creadores de Dios en la tierra, sabían que era mentira pero ellos no se metían en la clase de enseñar a los alumnos. ¿Qué podíamos hacer los hombres, nada ya que era una forma de creerse que ser hombre les daba el derecho a ser quien mandaba en las casas? El tiempo ha pasado y nada es igual ya que los pensamientos han cambiado y las mujeres estudian y son cada día más inteligente que los hombre, ya que si miramos las evaluaciones de las universidades ella demuestran que son más capaces que los hombre por eso ya no hay la diferencia que entonces se tenía entre la pareja. ¡Que nadie piense que somos superiores a ellas, eso era un sueño que el tiempo ha borrado de nuestras mentes! Hoy día se demuestra que nada es igual a entonces, nadie se puede decir yo soy dueño de esa persona. No hoy no somos esclavos de nadie, ni ellas de nosotros, ni nosotros de ellas; lo importante es saber qué manera hay que llevar entre la pareja para ser feliz, cómo es la manera de comprenderse entre los dos. Os pido perdón por los errores cometido por mi parte, hoy se que no somos diferentes el uno al otro y que si alguna vez cometí injustamente algún error quiero que me perdone las persona que yo haya creído que debían estar bajo mi poder, ya que yo no me siento dueño de nadie y menos de una mujer ya que sé que mi madre era una hembra y sin ella yo no podía estar en este momento escribiendo estos escritos para que todas las mujeres sepan que existimos hombres que creemos que nadie es superior a nadie y que la vida sería mejor para todos. Tú mujer, eres el centro de la tierra sin ti nada es igual ya que tú siendo la madre de tu propio hijo eres la persona que mas necesitamos los hombres, no sólo por ser hombre, sino porque la vida es para que se pueda vivir con el amor por delante sin intereses particulares y sabemos que estar con otra persona y compartir la vida no es nada fácil y lo mejor de este mundo es tener a quien en verdad te pueda dar un poco de cariño del cual estamos necesitados todas las personas que vivimos bajo el mismo cielo. Eres, fuiste y serás siempre la primera persona de nuestra vida y nadie te debe decir soy el dueño de ti.

¿Me estás leyendo? ¡Si, pues espero que te guste esto!

Hace muchos años que éramos esclavos de todo aquel que tenia más dinero que tú, hoy también pasa eso pero ya es algo diferente porque el dinero aunque lo hace todo y cada persona tiene un precio pero ha cambiado un poco y no hay derecho que personas a las cuales les pagamos su sueldo estén en lugares que no les corresponde por que no están lo suficiente preparada para entender a todo el que tenga un error y se puede equivocar cada vez que no ponga la suficiente atención  a lo que está haciendo en su vida, y eso se achaca a los demás siendo metidos en la cárcel de los tontos y ellos se ríen de uno; pensando que ya esta todos arreglado y que sin ellos los que mandan pero el tiempo les quitará la razón para que aprendan a corregir sus propios errores. En todos los sitios hay personas que se pueden equivocar por algún descuido pero lo que no puede ser es que siempre se equivocan con las mismas personas y esto no es de juzgado de guardia, y tendrían que ser ellos los sancionados por que ya está bien la broma. Es bonito ser quien manda y que nadie les diga usted se ha equivocado. ¡Yo no puede ser será ustedes quienes se equivocan muchas veces! ¡Hombre siempre es bueno que haya niños para echarles la culpa! Claro ustedes nunca se confunden y siempre tiene razón. Yo creo que igual que a los coches se les pasa la I t v, a las personas también teníamos que ser revisados una vez al año por lo menos, ya que también podemos tener algún chip estropeado y no se pueden ver, pero nosotros nos damos cuenta de que algo no va bien y nos callamos para que siempre tengan la culpa las otras personas que está en su trabajo y encima paga el tiempo que está utilizando este medio; y encima estamos dirigidos por persona incompetentes,  porque tiene unos reglamentos que ya están obsoletos y o blondos de los años que llevan escritos, pero ellos siguen en sus treces. Ya es tiempo de que cambien un poco y se den cuenta que el tiempo no tiene tregua y los años cambian las normas y se ha de ser algo menos exigente con las personas que pagan un medio de comunicación. Y en vez de sancionar ellos serían los que enseñaran a los que no sabemos cómo debemos utilizar los medios más modernos que hoy en día tenemos. Siempre es bueno que las cosas cambien para el bien de todos pero las personas que llevan esta misión han de ser más suaves con las personas que pagan;  si fuese gratis pues te podrían decir; usted nos está haciendo perder dinero, pero no es a si las cosas; somos nosotros los que pagamos el coste de esta herramienta que tenemos a nuestro alcance. Esperemos que con el tiempo se pueda arreglar esto porque si no que haremos en los años venideros. Seguiremos de la misma manera, es la forma de poder aprender, h o a y que tener dinero para que podamos hacer con las cosas  algo de provecho. Si ya lo sé, somos viejos para todos pero también pagamos nuestra cuota y nadie pone remedio para que esto funcione. Esto le pasa como una moto que Salió en su día en televisión y esta moto no tenía motor, pero el conductor le daba pedaladas para que arrancase y el iba diciendo yo soy franco, esto no funciona y cada vez lo decía igual y hasta que vino la policía y se lo llevaron a la cárcel por hablar,  eso nos pasará si no podemos arreglar las cosas hablando con quien haga falta y si no habrá que poner los huevos que ponen las gallinas sobre el tejado y dejar que se rompan al caerse desde lo alto… esto no puede seguir así. Ya va siendo hora que esto tome otra ruta y se pueda aprender a distancia, ya que pagamos cada vez que usamos los medios que hoy tenemos para aprender aunque seamos viejos ya que por ser viejos no nos regalan nada y hay que pagar lo que cueste. EL FORJADOR DE SUEÑOS.

                                                          ¡Ser o no ser! Esa es la cuestión…

¿Quisiera ser quien no soy?  ¡Pero no puede ser, ya soy el que le tocó venir en mi puesto y nada se puede cambiarlo de forma! Es una pena ser quien no desearías ser, pero la vida te da sorpresas que nunca te esperas y cuando te llegan. Tú dices se han equivocado de persona  cuando lees el sobre, miras, y ves que sí que es para ti. Lo primero que piensas es que te piden dinero para pagar algo, después cuando lo has abierto ves que es otra cosa y tu cuerpo descansa del miedo que te había recorrido todo tus miembros desde la cabeza hasta los pies. Eso nos pasa por no ser quien quisiéramos ser. Si ser o no ser, esa es la cuestión de la pregunta. ¿Tú estás feliz dentro de ti? ¡Yo te diría que no, pero que le hacemos si cada persona sueña con haber nacido en otro lugar y ser el que sueña cada noche que intenta dormir y esa pregunta te tenga un poco despierto para preguntarse si yo hubiese sido otro cuantas cosas podría hacer! Te miras al espejo cuando te levantas y ves que has cambiado; que no eres la persona que eras. ¡Toma ya, eres el que has querido ser! O a lo mejor eso es lo que tú piensas en esos momentos del cambio, no sabes el por qué ha ocurrido este cambio tan repentino. Incrédulamente te tocas la cara y ves que no eres el de antes de acostarte esta en tu cuerpo; y extrañado te acaricias la cara, ves que es verdad, que no es un sueño, que las peticiones de que te pudieses cambiar por otro se han cumplido; a partir de ahora eres el que soñabas ser. Todo ha pasado durante la noche anterior cuando dormías se ha producido el cambio y no te distes ni cuenta, pero tú al estar dormido alguien te ha dado lo que durante mucho tiempo le has pedido a la naturaleza que te diese una nueva vida que deseabas sin saber por qué. ¡No eras feliz en tu anterior vida! ¿Tampoco con tu  físico; y tú qué deseabas, ser alguien con mejor aspecto pues ya lo eres? ¡Haber que haces ahora siendo la otra persona que tú lo soñabas sin saber cómo deseabas ser, pero la divina providencia te ha facilitado el trabajo, ahora eres joven bien parecido, y además muy elegante, mira ahí tienes tu nueva ropa, póntela para ver qué tal te sienta! Él se vistió con la ropa que tenía sobre una silla de su viejo dormitorio y cuando se vio con ella puesta se miro a un trozo de espejo que tenía colgado sobre la pared,  cuando se puso delante de él se dio cuenta que había cambiado su aspecto por completo. Eras un joven bien vestido y elegante. Pero no pensó qué sería su vida desde ahora en adelante, ya que antes de convertirse en otro personaje de la vida. ¿Qué sería de él si n saber a lo que se dedica este que ahora está dentro de su cuerpo? ¿Y ahora que hago, donde busco trabajo, yo lo tenía, ahora que no soy el que era, que tengo que hacer? ¡Ves como no se puede pedir nada sin haberlo pensado antes! Te das cuenta de que los problemas no vienen solos, que con solo cambiar de personalidad te puede traer muchos problemas que antes no las tenias. ¿Y ahora qué? ¡Me gusta la forma que ha cambiado mi vida! ¡Ya eres otro, haber que pasa de ti en la vida pública, sin saber quién es el que tú has solicitado a la vida! Ella te lo ha dado pero no sabes quién era y tú o tendrás que averiguar, si tú sólo sin ayuda de nadie. Sal a la calle,  te das una vuelta por las avenidas y ves que nadie te conoces, antes eras conocido por todos y ahora nadie te saluda, pues vaya leche ser quien no era y ahora soy un ser que nadie conoce, esto no es lo que yo quería ser. ¡Nadie me saluda! ¿Ha valido la pena cambiar de personalidad? Pero mira por donde la vida como da tantas vueltas, tú ahora te encuentras en la entrada de un gran banco; te has parado, te miras al gran cristal que refleja tu nueva identidad, y  el conserje te saluda. ¡Buenos días señor! ¿Ha dormido usted bien? Tú lo miras extrañado pero él se te queda mirando y con una sonrisa te dice. ¡Señor tiene una visita esperándole, están en el sillón que hay delante de su puerta! Y tú piensas pero que me ha pasado si yo trabajaba de albañil y, ahora estoy colocado en un banco que no sé  cómo se llama y me llama el conserje señor. Si esto pasa cuando uno pide por pedir y cuando ocurre te encuentras delante de una puerta de cristal y te das con ella en las narices y se te queda una cara de tonto que no veas la risa que le das al que te ha visto el golpe con la puerta y, dirá que idiota es ese tío que no sabe que la puerta es de cristal y si no te das cuenta te la pegas como él. Por eso antes de pedir hay que conocer a la persona que vas a sustituir en la nueva vida y si no te pasa lo que a este albañil. Eras una cosa y ahora eres otra. Bueno ya veremos que le ocurre a este nuevo director de este banco. El conserje le abre la puerta para que entre el señor director del banco. Él no tiene ni idea de lo que pasará desde este momento en si nueva identidad, pero sea lo que sea tiene que seguir el camino que durante años había deseado, ahora que está cumplido él tiene que salir como sea de esta. Él se pregunta mientras se dirige a su despacho sin saber ni donde se encuentra y tampoco sabe ni como se llama. Mira dentro de su chaqueta y encuentra un carnet y en verdad es su nueva cara, él destinatario se llama, feliz Fernández Carrión, es un extraño dentro de un nuevo mundo de colores que no tiene ni principio ni fin; él esta como en medio de un lago, no sabe nadar, teme que se hunda y que nadie le echara un salva vida para que pueda flotar. Es un problema que no había pensado, pero quien le ayudara en estos momentos de su nueva vida. ¡Nadie, él tiene que salir sea como sea y ya veremos lo que le pasa a nuestro personaje! Camina por un desierto que no ve a nadie en su camino, pero todos los que pasan a su alrededor lo saludan y con el máximo respeto, por lo que se ve; soy el director que eso es mucho, no me lo esperaba ahora soy alguien que es respetado por todos. Si es cierto pero el ser quien no eres ya veremos cómo sales de esta. Lo tienes todo en tus manos, la vida te ha proporcionado el bienestar, los medios para demostrara que vales tu peso en oro, al menos esos parece. Si que soy importante en estos momentos de mi vida. Soy director de uno de los bancos más importantes de esta gran ciudad, eso me dará lo que tanto he deseado ser en la vida; un señor que este delante de un cargo que yo pueda demostrar que valgo lo que me pagan. Si todo parece un sueño, pero es cierto que la vida te ha dado cuanto tú soñabas haber que haces desde este momento. Él se pasa de su despacho, son los señores que lo estaban esperando quienes le llaman la atención. Habiéndole dado los buenos días y al ver que él habiendo contestado a su saludo sigue adelante con su caminar sin saber a dónde va. Las personas que lo ven se quedan extrañados al ver que él director sigue caminando sin saber a dónde acudir; y son ellos los que le llaman la atención y les dice. ¡Señor director su despacho es esta aquí, al menos fue lo que nos dijeron que era aquí donde teníamos que esperarlo y que tomásemos asiento le que esperásemos! ¡En qué estaría yo pensando que me iba a otro despacho sin darme cuenta que me pasaba! Lo siento, perdónenme por mi descuido, pero lleva uno tantas cosas dentro de la cabeza, que a veces me confundo de lugar, cosa que pasan en la vida de uno de los nuevos directores de estos bancos. Se miran los señores que estaban a la espera de la presencia del director y se quedan un poco extrañados por su conducta, se miran sin saber que contestar. ¡Si señor es cierto la vida que llevamos no es buena para pensar tanto, hay que tomársela con más tranquilidad, eso sería bueno para que las personas nos comportemos mejor con los demás! Abriendo la puerta se encontró, que al empujar la puerta no se abría, él le empujaba pero no había manera de abrirla y se preguntaba. ¿Qué era lo que le pasaba a la puerta de su despacho que no había manera de entrar? Buscando una llave que entrase en la cerradura se encontró con una tarjeta de plástico que tenía en uno de sus bolsillos, la sacó y al verla pensó para que sirve esto, parece una tarjeta de sacar dinero y que hace esto en el bolsillo de mi chaqueta, si no se para que sirve. Los señores al ver que el director se encontraba un poco extraño y viendo que tenia la entrada de su despacho en sus manos, le dijo uno de los señores que estaban esperando le. ¡Perdone señor directo, pero esto es la llave de su despacho! Le cogió la tarjeta la introdujo en una ranura que había a la altura de una cerradura y al introducirla esta se abrió silenciosamente. ¡Anda se me había olvidado que me lo habían cambiado ayer, no me acordaba que era esta la llave de entrada! Lo siento señores, pero esto cambia cada día y como comprenderán uno es nuevo porque cada día hay una nueva idea para la seguridad de las cosas. Al estar la puerta abierta hiso pasar a los señores que ya estaba más que extrañados por su conducta y por su desequilibrio, pero lo dejaron pasar por alto y pensaron que sería un nuevo director y que tenía que aprender las nuevas cosas. Buenos pasaron, él les pidió que tomasen asiento en los sillones que tenía ante su mesa de despacho, él se sentó. ¡Bien ustedes dirán que les trae por este banco! Expresión que aun los dejo mucho mas extrañados ya que durante mucho tiempo ellos eran ya clientes de este banco, lo que pasa que él no tenía idea de quien se trataba las personas que tenía ante él, y al no conocerlas le dijo semejante intolerancia, ello al ver que no tenía ni idea con quien estaban hablando se quedaron mirándose y después de unos segundos comenzaron a decir lo que  en realidad le había traído. ¡Bien, señor director nosotros somos clientes de este banco desde el día en que se abrió por lo cual somos las personas más consideradas de este su nuevo banco, por lo que vemos, usted es nuevo en su cargo y comprendemos las cosas que le han pasado antes de que usted nos saludase; cosa que no ha hecho y es muy necesario que las personas se saluden nada más verlas, y usted no ha tenido ese detalle, que damos por entendido es nuevo en este puesto, y que le tiene un poco nervioso pero lo entendemos que sea a si, siendo el primer día que usted ocupa este cargo a sí que permítame decirle que es lo que nos ha traído el estar hoy aquí! Sí por favor perdonen mis nervios, es cierto que hoy es mi primer día. ¿Ustedes dirán en que les puedo atender, será para mí un honor que serán bien atendidos y que al final ustedes salgan de este banco con las mejores impresiones de él? Se sentó para escuchar a los señores. Era su primera entrevista y al principio había salido peor imposible, este esperaba que desde ahora sería coser y cantar, sí eso era lo que pensaba pero la cosa no era tal como él creía, y si no, ya veremos lo que le pasa al querer ser lo que uno no es. ¡Bien señor director, nuestra visita es referente al pago de una hipoteca que tenemos con esta empresa, la hipoteca es referente al préstamo que hablamos con el anterior presidente y quedo por firmar ya que no había problemas de nada y hoy estamos aquí para la firma de ese documento! ¡Muy bien veremos lo que dice el antiguo director referente al préstamo! ¿A qué préstamo se refiere usted? Al que ustedes me han dicho de la hipoteca. Sin decir nada mas, comenzó a buscar los documentos que tenía delante de sus narices, estos estaba a la derecha de su mesa, él como no sabía a qué atenerse pues buscó en todos los cajones. Extrañados los señores se miraban en silencio; con un gesto que ellos entendieron, le dijeron al director que sería mejor marcharse y otro día vendrían otra vez, y yo creo que sería lo mejor ya que este joven no tenía ni la menor idea que era lo que tenía delante de sus ojos, y no sabía nada de banca, ni de documentos, cosa que era muy extraño pero viendo la incompetencia de él se levantaron de sus asientos y sin decirles nada salieron mientras él buscaba los papeles que les dijera de que tipo era la hipoteca. Mientras él seguía en su tarea de encontrar lo que no sabía, se quedo sólo en su despacho, estaba tan interesado en encontrar los documentos que cuando se quiso dar cuenta ya le habían abandonado estos señores. Él se quedo solo en su despacho y pasaron unos segundos y se personó uno de los directores de la junta principal y le comunicó. ¿Por favor quiere acompañarme si es tan amable? ¡Sí como no usted dirá! Sígame ya se lo contare delante de la junta. ¿Pasa algo? ¡No, no se preocupe ya lo sabrá a su debido tiempo! De tras de el director de la junta fue tras sus pasos hasta que llegaron a un grandioso despacho y estaban esperándole todos los miembros de la junta del banco. ¡Tome asiento señor! Feliz Fernández Carrión, para servirle todos ustedes. Mire usted señor Feliz, no sabemos quien es usted, además nosotros tenemos a un director que hoy no sé el por qué no ha venido y usted se presenta en él banco diciendo que es el director. ¿Puedo hablar un momento? ¡Si diga lo que tiene que contarnos a todos estamos ansiosos por saber quién es usted! Miren ustedes señores yo no se cómo ha ocurrido este cambo yo no era este señor y de la noche a la mañana se ha producido este cambio. La junta entera se reía de las palabras que decía este caballero que se hacía pasar por el nuevo director. Mire señor Feliz. ¿Qué estudios tiene usted? Yo que sepa sólo tengo los primarios y no todos los años ya que muy joven me tuve que poner atrabajar. ¿Entonces como se le ha ocurrido decir que era el nuevo director? Miren usted yo no he dicho que lo fuera yo sólo me pare delante de las puertas de cristales de la entrada y el conserje fue el que me dio los buenos días diciéndome señor director. ¡Entonces dice que fue el conserje el que lo confundió con el nuevo señor que tenía que venir y usted se presenta en su puesto! Si a si asido lo que ha ocurrido, yo no sabía que trabajo tenia, yo era antes de ahora albañil y de los buenos. Las sonrisas comenzaron asentirse cada vez más fuertes y ya era una diversión que el pobre Feliz se estaba avergonzando de tantas risas de su persona. ¡Bien señores por lo visto estoy de sobras aquí, y no es mi lugar a donde he de estar! Se levantó el director y le comunicó. Por favor  abandone el banco antes de que llamasen a los agentes de seguridad y lo echaran a la fuerza que sería lo peor que le pudiese pasar. Feliz que a si se llamaba según el documento que tenía en su poder, metió la mano en su bolsillo y salió casi corriendo de aquel grandioso despacho donde había una mesa redonda que parecía la del Rey Arturo. Tropezó al querer salir, de los nervios que llevaba y se dio con la puerta de cristal en medio de la cara y comenzaron las sonrisas de nuevo y con los nervios que llevaba no sabía si la puerta se habría para dentro o para fuera, lo que si paso es que uno de los directores se levanto de su confortable sillón y fue directo a la puerta para que este pudiese salir de una vez. Al encontrarse en el pasillo no miro ni siquiera para atrás y el director que le abrió la puerta le dijo. Señor feliz que tenga un buen día. Este era su primera petición a la vida el ser otra persona que pusiese vivir en mejores condiciones, pero la cosa no había podido salir peor de lo que él creía que sería lo de ser director de un gran banco. ¡Anda que empezamos bien el día, yo que cuando me vi en aquel gran despacho me creí ser Napoleón, y ahora sigo siendo Feliz el nuevo, que no sabe dónde poner el primer huevo, aunque yo creo que ya he puesto uno, ya veremos el siguiente como será. Sus palabras tenían razón, nunca se había encontrado dentro de una persona que no era él y el destino se había burlado de él al no decirle nada de lo que tenía que ocurrir. Una vez en la puerta él no sabía para donde irse lo más rápido de allí y se lo pensó un poco, se mojo el dedo y según el viento que fue el que le dijo el camino a seguir. ¡Tenía más hambre que un lagarto en un espejo ya que se había levantado tan de prisa que no se había preparado el bocata como él decía, y como era otra persona, pues no pensó en su trabajo, ya que si el encargado lo hubiese visto llegar se parte de risa al ver a este hombre tan bien vestido queriendo coger su puesto de albañil! Se buscaba dinero en su chaqueta y en los bolsillos de los pantalones, pero no tenía ni un céntimo, pues él se lo pensó rápidamente ir al bar donde comían y decirle al Pedro que le diese un bocata, que ya se lo pagaría. Camino con prisa ya que las tripas se le retorcían en su vacio estomago, y era una juerga de gitanos el ruido que hacían, que cada persona que pasaba por su lado al escuchar el sonido que producía su estomago se reía sin querer hacer de este hombre el que se burlasen de él todo el que pasaba por su lado. ¡Pobre infeliz, las cosa que pasan cuando a uno quiere suplir a otro sin haberse enterado que puesto ocupaba en la vida, y feliz al ser la primera vez que le pasaba algo semejante pues lo estaba pasando mal. Se encamino hacia la taberna de Pedro que era amigo de él. Al entrar se lo quedó mirando Pedro y al verlo le preguntó. ¿Qué va tomar el señor? Feliz que era como se llamaba sé lo quedó mirando y le dice. ¿Es que no me conoces, soy tu amigo el albañil? ¡Señor no digas tonterías que es muy temprano!  A mí me lo vas a decir que llevo dos horas dando vueltas al destino y no he comido nada. ¡Eso a mí no me importa ya que yo lo que gano lo tengo que cobrar y por lo que veo usted está sin blancas no es cierto! ¡Sí a si es pero para maña te lo pago,  por tu madre Pedro dame un bocata de chorizo del picante que tengo un hambre que me da la vista vueltas y si no como me caeré aquí mismo y después será la culpa tuya si me llegase a pasar algo. Mire señor yo no le conozco, y si no se marcha llamo a los municipales y ellos le echaran de aquí. ¡Pedro por tu madre! ¿No me conoces, si cada día como en esa mesa de ahí? Mire señor yo no tengo el gusto de conocerle, pero por favor, yo tengo trabajo y no quiero que usted me siga molestando, a si que vallase al diablo con su vestimenta de señorito sin dinero, y vuelva cuando traiga para pagar lo que se quiera tomar, a si que ya sabe lo que ha de hacer, largo de aquí. Feliz se lo quedo mirando y le dijo en toda su cara que le tenía que salir un chorizo de los más grandes de picante en su nariz de pinocho. Dicho y hecho en la nariz de Pedro le creció un enorme chorizo que cuando estaba creciéndole se agarraba a su nariz y veía como crecía por arte de magia. Pedro daba saltos por que se creía que estaba loco y que no era verdad lo que le estaba ocurriendo en su propia nariz y al verlo Feliz exclamó. ¡Toma eso por negarme un bocata de los que yo me como cada día, a si te está bien empleado para que otra vez no seas tan tacaño con la clientela de siempre! ¿Qué clientela yo no le he visto a usted nunca y me dice que viene a comer cada día, usted esta borracho o algo por el estilo? ¡Pero quíteme esto de mi nariz! Yo no sé cómo te ha pasado eso, yo no he hecho nada, solo he dicho que te tenias que salir un chorizo del picante en tu nariz, y eso es todo. Sin darse cuenta había pronunciado de nuevo lo del chorizo, y sin esperarlo nuevo le salió otro al lado del que tenía ya. Su cara era para verla sus ojos se le salían de sus orbitas al, verse con dos chorizos en su pequeña nariz que ahora tenía dos hermosos chorizos colgándole de su pequeña nariz. Gritaba, exclamaba y lloraba al verse con semejante diversión para los clientes que había en el local y que cada vez que lo miraban se partían de risa la ver semejantes chorizos en lo que se le había convertido su nariz. ¡Por lo que más quieras quítame esto! Como quiere que te lo quite si no se cómo ha podido ocurrir. Pedro cogió un cuchillo de grandes dimensiones y se lo puso en su nariz y dispuesto acortarse toso lo que le sobraba de los chorizos y cuando se los fue acortar. Feliz le dijo que si se lo cortaba le saldría otra vez. Por tu madre quítame esto o te mato aquí mismo, y si me meten en la cárcel pues allá me voy yo sólo, pero tú maldita seas estarás enterado para el resto de los mortales. Feliz no sabía qué hacer y se quería ir cuando uno de los que estaban en el bar lo cogió el, brazo y le dijo con tono amenazador. ¡O le quitas lo que le has puesto a Pedro o te llevo yo mismo al cuartel! Feliz no sabía qué hacer para que se le quitase ya que el sabia ha dicho que le saliese, cosa que no quiso repetir para que no pasara otra vez. Y llorando se hinco de rodilla, suplicándole a Pedro que por todo lo que más quieras dame un bocata de ese chorizo tan hermoso de tu nariz. Si me lo quitas yo te daré ese bocata pero por lo que más quiera quítame esto; o te juro que te mato con este hermoso cuchillo. ¡Si yo pudiera crees que no te lo había quitado, si yo soy el que nunca había tenido que ser, por que querer ser quien no eres por eso me ha pasado tantas cosas esta mañana y tengo un hambre que cada piedra que veo me parece un trozo de carne! Pedro lo cogió del cuello y lo levantó con todas sus fuerzas hasta ponerlo de pies ante él. ¡Vamos quítame este chorizo que si me lo quita te hago un bocata que no vas a tener ganas de comer dos o tres días! ¡Bueno, lo intentaré haber que pasa! ¡Que se le quite el chorizo y que yo vuelva a mi estado de ayer! Dicho y hecho los chorizos se cayeron al suelo y Feliz volvió a ser el que había sido siempre. Todos los que estaban en el bar al verlo no se lo podían creer, lo que habían visto sus ojos pero era cierto que él quiere ser quien no eres no es bueno ya que cada persona que vivimos en este planeta tiene un trabajo por hacer y una vida que nada tiene que ver con la de las otras personas. Feliz se vio cambiado y vestido con el traje que llevaba puesto, todos los a asistentes se reían de las cosas que el pobre Feliz les contaba y cuando se quiso salir del bar se dio cuenta que era sólo un sueño y que lo estaba despertando para que se levantara que había que ir al trabajo. Un amigo suyo le daba empujones para que se despertase. ¡Feliz, despierta que llegamos tarde al curro y el encargado ya sabes cómo se las gasta, despierta de una vez que llegaremos tarde hombre; seguramente nos reñirán esta vez sí que lo merecemos porque cada día te pasa lo mismo! ¿Hoy que le diremos si también llegamos tarde como de costumbre? Tantos empujones le da va que lo tiró al suelo; y fue entonces cuando despertó. Lo primero que miro fue su ropa de trabajo, que estaba donde el encontró el traje y ya no había traje para ponerse y se miro al espejo, se daba tortas para despertarse y al ver que era él se reía con todas sus ganas al verse de nuevo siendo el currante del albañil. Le dio un beso a su compañero, y le dio las gracias por haberlo despertado de un sueño que jamás se le ocurriría acostarse pensando en ser quien no era; nunca más lo pediría para que otra vez el sueño no se hiciese realidad. Para todas las personas que piensan en ser quien no le corresponde que no lo pidan porque ya habéis visto lo que le ocurrió al pobre de feliz el albañil. EL FORJADOR DE SUEÑOS.

¿Qué estoy pensando? Selo diere, si se lo voy a contar a todos los que deseen leerme, a si se podrán enterar de lo que pasa en nuestra casa que es esta tierra donde vivimos, bueno si eso se llama vivir. Mis pensamientos están dedicados a los abusos de todos ustedes que solamente hacen que robar adiestro y siniestro como pueden y como les da la gana. ¡Sí es cierto y me siento avergonzado de todos ustedes que si no pueden robar por un lado lo hacen por el otro que es lo mismo. En todos los cuarteles de la guardia civil hay un rotulo que dice. Todo por la patria.  Hace unos años ya pasados se decía todo por la tapia, pero eso ya no cuenta, pero lo que sí cuenta es que es un cuerpo que daba miedo y hoy sigue dándolo, para mi estaría mejor quitado y los agentes que pasaran a otros cuerpos ya que eran y son personas que reparten lo que pueden y más. Hace mucho tiempo en mi tierra, bueno yo no tengo tierras, es un decir, sólo tengo un metro por dos, y con esa ya me sobra para cuando quieran enterrarme, pero antes les voy a contar lo que pienso de todos ustedes que no tiene vergüenza ajena y se buscan los medios para que los de a pies seamos lo imbéciles que pagamos las cosas que ustedes se inventan para que cada día seamos más tontos y paguemos mucho más por cualquier cosa. ¡ Me quiero referir a la manera de robar que todos tienen; el teléfono, es un medio de seguir robando a los pobres, no les da vergüenza de robar cada vez que llamamos aun hospital, a un centro que sea para urgencias y para llamar a nuestra querida guardia civil, que son tan buenos que cuando la formaron se llamaba la santa hermandad, si, era ese su nombre cuando fue formada, la santa hermandad, quien sería el … hijo de su madre que le puso ese nombre, y desde entonces son despreciados por toda esta tierra nuestra. Era solamente para repartir palos a toda persona que merodeara los campos buscando algunas papas para comer ese día,  fíjense que nombre le pusieron la Santa hermandad; y sólo era para pegar palos a los  más indefensos y menos fuertes ya que los débiles eran los que teníamos que rebuscar papas, olivas, o cualquier alimento que ya había sido recogido; y nuestros ancestros iban a rebuscar, no a robar, sino a rebuscar; y los caciques y la santa hermandad se dedicaba a repartir palos a los humildes ciudadanos que pasaban tanta hambre y nadie tenía el menor cariño para esas personas que en aquellos tiempos se pasaba tanta hambre que tenían hasta telarañas en la garganta de no comer. Eso fue cuando fue creada. Pero hoy si usted llaman al 062 le están robando el importe de la llamada y es telefónica o bien el propio cuartel es el que cobra, eso  no lo sé sólo le puedo decir que si es cierto que te cobran la llamada aunque tengas las llamadas ilimitadas para el teléfono sea cual sea, el móvil y el fijo, es una verdadera vergüenza que para llamar a un hospital por enfermedad, se tenga que llamar a un 902 que es uno de los mucho números que son los que todos tenemos que pagar aparte del costo que te tiene fijado. Esto no es un robo, sino una gran estafa para todos  nuestros vacios bolsillos que  cada día serán más pobres y al final tendremos que salir a la calle y dando voces llamar a quien nos pueda ori. Porque si tenemos que llamar por desgracias aun tanatorio, seguro que pasa lo mismo, por lo tanto les pido que razonen en este tema, si nos dan llamadas ilimitadas se tiene que entender que son a cualquier sitio y no poner delante del numero el 901, 902, 903 o el que sea, que los dineros no están para tirarlos a los bolsillos de ustedes; que ya tiene su parte y bien grande es, pero más grandes son los bolsillos que les cabe mido banco, y aun les queda sitio para guardarse el otro medio. Por favor que no somos la fabrica de la moneda, sino el que trabaja, y no todos pueden trabajar y si que tiene que pagar el costo de una llamada aún centro hospitalario;  no hay derecho a ese abuzo de poder. Señor presidente usted si puede permitirse eses lujo, ya que no ha de pagar nada, todo lo tiene pagado por adelantado, ya que cuando comunican que va llegar el presidente está todo pagado y con el dinero de los contribuyentes. Piénsenlo por favor que esto no es Jauja, es una tierra de ladrones, y este gobierno es el dueño de los piratas. EL FORJADOR DE SUEÑOS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s