Ríos de silencio

Jose Rodriguez Gomez El SevillanoEl forjador de sueñosEditarJose Rodriguez Gomez El SevillanoAgregar a historia

Editar perfilDetalles

Editar detallesAgregar pasatiemposSección «Destacados»+ 4FeaturedEditar destacadosFotosVer todas las fotosAmigosVer todos los amigos4.723 amigosMerly CaparasMaria Pozo MorenoConchi ReyLourdes SanchezCristina CarballoMercedes SanchezRosario MonteropicoNathalie SaeyVilma Barroso CreaghAcontecimientos importantesVer todoSe mudó a Castillo de La Calahorra26 de diciembre de 2019Empezó a estudiar en Guadalinfo21 de marzo de 2013

Facebook © 2021¿Qué estás pensando?Video en vivoFoto/videoAcontecimiento importante

Publicaciones

FiltrosAdministrar publicacionesVista de listaVista de cuadrículaActivo

Jose Rodriguez Gomez El Sevillano

g1tiSt3pfo nmisnnoreeda  · Compartido con: Público

Público

Ríos de silencio.Se secaron los afluentes, ya no se oyen correr las aguas por las mejillas del silencio.Quedaron los surcos sobre mi piel y las llagas producidas por la fuerza de tus aguas dejaron unas heridas que jamás se borraran. Cada vez que recuerdo tu mirada, me puedo ver en el iris de tus ojos. Los surcos de tú pasado, me hace recordar las tristes horas del preso. Las vivencias tenidas entre tu piel y la mía, entre tus labios y mis labios saboreando el tiempo de un ayer que ya se fue pero que jamás se borrara de mi mente. Esta mente perdida, borrada por las tristes horas del viejo. Entre rejas de acero puro cubiertas del sudor de tus huesos. Tengo que escribir y contarte todo cuanto estoy sufriendo, y tú en la distancia me traes recuerdos de unos momentos, de mi vida basados en tus besos. Nada, solo el viento sabe cuánto sufrí, cuánto deseé no haber estado tan cerca de ti. Penetrar tu mente si pude, pero vivir dentro de ti no fui capaz de hacerlo. Viejo, perdido en la distancia, qué se yo, pero esto dejo en mis recuerdos una herida que jamás se podrá borrar. Hermosa tierra la tuya, lamia se quedó dormida en la distancia. Estuve contigo, valió la pena haber estado tan cerca de ti y no poder vivir lo que mis sueños deseaban. Sí, pero quedo un amargo sabor de boca sobre mis labios arrugados. Recuerdo la fruta dulce de tu cuerpo, el sabor de tus labios adormecidos, y tus pechos deseosos entregados con los míos. Qué distancia nos separan, adormecidas en la lejanía y la luz de tus ojos deseando tener un encuentro de los amores perdidos.Te pido perdón, una y mil veces. Era viejo, silo era, y hoy pasado unos años mucho más; pero el deseo, el momento de haber estado cerca de ti es enorme, y hacer olvidar los besos que nos dimos y esto nada lo podrá borrar, y por mucho que me odies te pido perdón en la distancia que nos separa entre tu vida y la mía.Hacemos cosas los viejos, que solo nosotros somos capaces de hacer. Niños o personas mayores que son saben que hacer cometemos estas torpezas dela vida.Aladino estaba dentro de mi mente. Si lo estaba porque si no como podría hacer tal cosa. Frotó su lámpara y volé hasta ti sin saber que estaba haciendo. Buscaba un tesoro, un lugar nuca visto por mis deteriorados ojos. Los recuerdos vividos son tan valiosos, que estos en mi mente los tengo gravados y por muy lejos que te encuentres siempre estarás dentro de mí.Aladino se burló de mí, sí, lo hizo y lo que no me quiso decir era que yo era muy mayor para ti. Tú eras una niña y yo un miserable viejo. Los niños y los viejos siempre decimos la verdad, vestida de inocencia y sin saber que hacer cometemos actos que no tienen perdón. Una historia vivida, un cristal roto sin poder juntarlos, reparar lo que se rompió nunca se borra de la mente y el recuerdo quedo en la nostalgia de unos besos. La noche cubre mis ojos cada vez más deprisa, y la luz que yo vi en tus ojos se perderán sin haber conseguido mis deseos, que pena ser un viejo que no sabe qué hacer con las horas del día y cuando llega la noche se hacen tan largas que por mucho que desees dormir no lo consigo. Estás tan lejos de mí que los recuerdos perdidos me engañan con luces de colores en mi desquiciada mente.¡Dile a Aladino que estoy dispuesto a volar de nuevo otra vez!El forjador de sueñosJosé Rodríguez GómezEl sevillano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s