Mi mente

Mi mente

¿Cansado, confundido, asqueado de estar en este mundo? ¿Por qué? Cada vez me lo pregunto más veces.

No lo sé, pero algo hay en mi mente que no desea estar en esta vida y creo haber vivido cuanto necesito. Vivir sin vivir, no lo quiero.

Ver mi cuerpo como se deteriora cada segundo que pasa y nada de lo que ven mis ojos me llena el corazón de deseos, esperanza y de alegría.

Años, muchos más de lo que desearía tener en estos momentos.

Para otras personas dicen, que solo es un número. Qué eres joven, y que te queda mucho por vivir; cuantas mentiras recibe mi mente y cuantas cosas desearía haber vivido, ya es tarde para lamentaciones, el tiempo se borra, no te acuerdas de muchas cosas y todo se vuelve gris.

La luz se apaga, mis ojos solo ven nubes que oscurecen mis sueños. Antes pensaba que la vida es hermosa, que era mucho más joven de lo que hoy me encuentro y pesan las cuestas, todo lo veo cuesta arriba. Que rápido corre el tiempo y que lento se hace mis andares.

Las flores seguirán aromando el viento, y los pájaros seguirán cantando, pero mi alma como mi vida se irán flotando sobre el viento del sur, y quedare enterrado bajo un surco de mi tierra adonde el aroma será esparcido en las llanuras y en las orillas de los ríos.

Detrás de mi… mi sombra, mis sueños y mis desgracias por haber vivido en este mundo.

Pensaba dejar mis 👣, mis sueños, pero todo se apagan lentamente, y las fuentes se han secado… mis labios antes suaves… ahora están resecos desde que no puedo besar los tuyos.

Quisiera hacer un ramo con mis recuerdos, pero no puedo hacerlo…ya no recuerdo cuantas cosas pude hacer y no hice, cuantas hice y me arrepiento de haberlas hecho. Ya me tiemblan las manos, la cuchara se me cae y me tengo que limpiar la boca porque me mancho sin querer. Mis pinceles se han secados, la paleta me tiembla y por más que quiero… no puedo y por ello yo deseo públicamente que no me hagan más sufrir. ¿Detrás den mi vida… hay otra, o todo se acaba en este largo recorrido?

Quisiera volver, sí, para no cometer los errores cometido, los sureños que nunca viví, y los deseos que pude y no hice.

Te buscaré por la tierra, por los mares y enredaré mis dedos entres tus cabellos endrinos. Cuantos días soñé que era cierto, que te tenia para mí y no fue así, todo se perdió en la oscuridad de la noche…

Flores silvestres, rosas de mil colores, labios de carmín y tus ojos que embrujaban mi mente… ya no estoy para soñar contigo todo se lo llevo el viento y cada vez que te recuerdo lloro, sí, lo hago como si fuese un niño que quiere y no puede coger lo que tanto deseabas.

El forjador de sueños

José Rodríguez Gómez

El sevillano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s