¿Tú me quieres?

 

¿Tú me quieres, si, entonces; por qué me haces sufrir, sabes que yo a ti te quiero con todas mis fuerzas, creo que lo que tú me das es lastima de verme desconsolado, porque soy para ti una sombra en tu camino y no sabes adonde ir y por eso me sigues queriendo porque te doy pena de ser tan poca cosa tu lado? ¿Por e so me quieres, no ves que sí que yo soy tu sombra; y tus pensamientos son para otra persona que amas ha escondida de mi? ¡Piensas que no lo sé, sí que lo sé, por que cuando beso tus labios noto el sabor de otros besos que te hacen sentir el desprecio hacia mí! Pensabas que no lo sabría, pensabas qué yo sería tu sombra nada más y que será de mí cuando tú decidas dejarme y ver cómo te marchas al lado de otra persona que no la conoces, ya verás como el tiempo medará la razón pero entonces será tarde; ya no estaré a tu lado, cogeré el camino más tortuoso y marchare hacia un camino desconocido y en él tras una piedra estaré esperando que tú llegues descalza, sin ropa desnuda a la luz de la luna y cuando yo te tenga en mis brazos entonces verá lo que es un amor que ya no piensa en que tú le me mentiste al ser para otro hombre que no fui yo, sabiendo que era el que más te quiso y el que más te quiere. ¿Sabes lo que es en verdad el amor, te lo has preguntado alguna vez, no ya lo sé qué no? Tú, con tu cuerpo de diosa, crees que todo es mirase aun lago de color azul y verte enamorada de una persona que tú pensabas que sería para ti la persona adecuada y, al tiempo que viste que era solamente una fachada entonces pensaste en mi. Sí yo se que tu volvería a mí, tu sabes que yo estoy dispuesto a quererte sin mirar para atrás y sin pensar que fuiste de otro, ya lo sé, sí, ese soy yo, el que está a la espera de que cuando le sobres a la otra persona sabía que yo sería tu compasión y tu amor que está en la sombra de tu cuerpo; y me tienes cuando quieras y cuando a mi me dejas, puede hacerlo cuantas veces quieras y puedes volver a mi cada vez que te des cuenta de que a tu lado estaré cada minuto de tu vida. Siendo quien soy yo seré la persona que no te pregunta de dónde vienes, ni con quien te fuiste, no me importa nada; solo quiero ser para ti el amor que nunca te has merecido pero que le voy hacer si yo te quiero tanto que no siento la vergüenza de saber que otros brazos te tuvieron abrazando y besando tus labios, pero tú te lo has besado tantas veces que ya no me importa nada, solo quiero estar a tu lado para cuando tú lo desees y entonces verás algún día que eres para mí como la sombra de tu cuerpo; que por más que lo quieras no se separa de ti. ¡Qué pena es estar detrás de una mujer cuando sabes que eres la sobra de otros; pero el amor es de esa manara, y lloras para que te de un beso cuando se va y vuelve cuando quiere y, tú esclavo de ella esperando las sobras de otros labios, y cuando ya estén marchitos entonces volverás a mí y yo te recogeré con el amor del primer día, sin mirar para atrás; y sin querer saber el por qué de este amor que tanto daño me ha hecho y sin espera nada de ti; y cuando te sobre un poco de amor, este hombre estará esperando con los ojos llenos de lagrimas que tu lo quieras u n poquito nada más un poco de amor que te sobre de lo demás, pero al final veras que la persona que está en la sombra esperando tus desprecios es la única persona que te ha querido como un hombre; sin mira los engaños y los días de engaño que tú me estuviste haciendo con otras personas que no quiero saber su nombre para no llorar más: que ya bastante he sufrido para que tú, cuando te sobre un poquito de amor me lo des a mí que soy el que desespera sin tener el menor pensamiento en otras mujeres y solamente te he querido a ti sabiendo que tú solamente medas cuando tu lo desees y estaré siempre tras de ti esperando que tus labios no se hayan hartado de besar y sigues besándome a mi cuando se te han marchado los demás; te lavas tus labios y me besas a mí, yo noto el sabor de otras bocas y me callo. Que puedo hacer si es el amor que por ti siento no me deja vivir de otra forma. Pensarás que todas las personas somos iguales, dirás que yo fui una persona que no tenía a nadie a quien querer, puede ser que tú pienses que tenias razón, pero que equivocada estas, yo lo que fui para ti un payaso de arena que se hace cuando el viento se levanta y forma un hombre hecho de arena y cuando el viento quiera se ira y ya no volverá a ser el esclavo que tu pensaba de mi, si, puede decirlo a los cuatro vientos, si puedes decir que yo estuve rogando a que se marchasen otros para poder te besar, ya lo sé pero no pienses que siempre estaré esperando ,porque el día que el viento quiera ya no estaré y que será de ti entonces, dímelo que será de ti cuando quieras seguir tu juego y volver la cara atrás y ya no me veas a mí que soy el que te quiso, el que te quiere, y el que te querrá siempre, pero el viento ya ha soplado y mi cuerpo harto de esperar se ha marchado de tu lado ahora te toca llorar a ti, ya que yo he desaparecido para siempre de tu lado, ya no tienes un payaso de arena que te este esperando para cuando tú quieras me besas y te vas con otro y yo en silencio sin decirte nada, se termino, el payaso, ya se fue. Él viento se lo llevo para que no sufriese más. Libre, si ya soy libre, ahora puedo amar a otra mujer, si es que la hay. Pero pienso que si que la he de encontrar, y si no que lo voy hacer, si yo te quiero; volveré y lloraré tras tus pasos como la sombra de tu cuerpo, que jamás te puede dejar mientras yo viva, con el que tú quieras, y yo siendo quien soy, siempre estaré esperando tu regreso, pero llegará el día que yo no esté esperando, y será cuando el viento quiera y no besaras mi boca con el sabor de otros labios, ya no quiero más sabores que no sean de mis labios y los demás te los guardas par otros, que yo me habré marchado de tu la do para siempre. ¡A dios mi amor, ya no deseo tener que esperar tus sobras ya encontré el camino de mis desgracias y no he de volver la cabeza para atrás y nada ni nadie me ha de decir dame un beso que no he quedado harta de saber lo que son otros labios, que yo no quiero besar los tuyos porque sé que eres un payaso de arena y mis labios se llenan de sabor de la tierra! ¡Ya lo sabaras, cuanto te toque irte al final del camino! Entonces sabrás lo que es el sabor de la tierra; y ya no besaras mas otras bocas que la mía que yo siendo la tierra que te he de enterrar; ya te besare cuantas veces yo quiera y tú no me dirás nada ya que el ciprés te tendrá encadenada y no podrás mover tus labios. Ya eres para mí jamás me darás mas desengaños. Ya no tendré que esperar nada de ti, solamente será mi deseo y tú a callar que bastante calle yo siendo para ti sala mente un payaso de arena. El forjador de sueños…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s