Libre

 

¡Por fin libre; soy feliz al encontrar la manera de ser libre! Una vez estuve buscando mi libertad y, no había manera de ser lo que tanto había deseado ser, ser como el viento sin tener que darles noticias a nadie, ser el que lleva el sonido a las hojas de los árboles y las mueve sin sentir la fuerza de nada; soy el viento que sientes bajos tus piernas y que te levanta tu vestido. Soy el que siempre desee ser, alguien que no tiene nombre, que no sabe contar, que no tiene ojos para ver lo que pasa a tu alrededor. Ese soy yo, que feliz me encuentro al saber que desde ahora ya nadie sabrá mi nombre, que no podrán detener mi camino hasta que me llamen por mi nombre el que lo sepa, mientras estaré viviendo en las sombras de un árbol lleno de hojas tan verdes que serán el prado cerca de mí. Si será el prado, y tendré el viento a mi favor ya que estaré durmiendo bajo el sol que nos calienta; y en las noches oscuras que te guardan mientras duermes. ¡Libre por fin soy libre de ser la persona que tanto he deseado ser, ahora ya no cuento para nada, estoy porque he de estar, pero ya no tengo numero para que puedan llamarme nadie, ya serán las diez, he de dormir y estaré soñando con que soy parte del viento que hace que la noche sea dulce y que el nuevo día sea luminoso, me doy cuenta de lo mucho que he ganado al no tener a quien me pueda llamar! Quien sabrá mi nombre, nadie, si nadie lo ha de saber, a si quiero vivir desde ahora sin tener a quien me llame y tenga lo que antes he contado sentir el miedo dentro de mí. Cuando pueda seré el que pueda volar adonde quiera, ser al que he soñado desde que nací, pero el destino me ha hecho realizar lo que tanto me ha costado para tener la seguridad de alguien que no se deja manejar por los capricho de otros para ser lo que ellos desean de mi; grabarme en la muñeca el numero de mi destino. He estado a tiempo de ser lo que ellos pensaban; he cambiado de forma de pensar ahora ya no seré el que nadie puede conocer ser otra forma de destino que me gurda en el resto de mi vida. Nacer para vivir es algo maravilloso, ver los ríos correr, pensar que las flores son un regalo de la naturaleza que adorna los campos y que con el corre del lo ríos se mojan las orillas que están llenas de las flores mas olorosas y pueden hacer de un poeta que sueñe con el amor de la belleza de su perfume, podrá ver sin que nadie pueda interrumpir tus sueños con una llamada que solamente es para pedirte que eres un numero, pero ese ya murió y el tiempo lo sabrá cuando sus restos sean llevados a un lugar que nadie pueda saber donde están sus restos, por que el río se ha llevado lentamente con la corriente que arrastra todo cuanto pasa en su orilla y ella estará mis sueños que irán regando los campos con el sueño de mi mente atormentada. Cuando estaba enterrado en los lugares más sombríos de la tierra; estaba encadenado a mi numero y nadie podía sacarme de este atolladero quise pero el tiempo ha cambiado para mi, ahora puedo volar e ir adonde me sea necesario estar y ver a las personas que me siguen en mi vida es algo que no esperaba que tantas personas me estuvieran siguiendo par saber que son los sueños que pienso contar a mis lectores. Doy liberta paraqué todo aquel que desee ser un ave del paraíso pueda serlo a mi lado y, seremos una banda de pájaros que vuelan a los destinos que nadie pueda saber a donde están y; cuando lleguemos a una isla maravillosa seremos una nueva vida para vivir en paz. Todos seremos uno, nadie será el que diga lo que hay que hacer, pero el amor sobre todo estará en parejas que durante el resto de su vida estarán unidos para siempre. El amor esta Dado para que podamos crear una ciudad que nadie pueda ofrecer un cambio de personalidad, tener una vida ejemplar para el nuevo mundo que formaremos con los sueños de todos. Mira el cielo y ves como van volando para buscar el lugar que hará ellos será el paraíso durante el tiempo que sea necesario para encubar sus huevos y crear una nueva vida que es lo que interesa. Pero como podemos ver que ellos son miles y nadie les dice nadie los puede contar, tal vez muchos más, pero son ellos y nadie les dice cómo han de venir y como se organizan para saber el lugar que escogen para que sus crías se hagan fuerte y no halla peligro de que nadie ni un ser maldito los pueda matar por placer. El cielo se vuelve turbio y las plumas de colores hacen un arco iris que nos muestran la forma y sus costumbres para que nada ni nadie pueda saber cómo son las normas de esta vida humanas que pueden volar con sus bellas alas y nosotros, los soñadores somos los que también volamos pero sobre los sueños que nos hace que seamos parte de ellos; pero no hemos podido saber cómo son en realidad sus costumbres, si pudiese ser se lo preguntaría para que mis sueños se hiciesen realidad y poder volar con ellos atierras extrañas y bellas donde ellos van cada años cuando es temporada de crianza. Nacer a donde nadie te conoce, no sabemos a qué lugar pertenecen y no tienen una tierra como base de su naturaleza y no tiene nación para poder decir yo nací en esta tierra para que la quieren, si ellos por naturaleza pueden ser de cualquier lado y solos están el tiempo que es necesarios para que sus nuevas aves sepan y puedan volar con el gran grupo, después saldrán volando en una gran banda de pájaros que dejaran el lugar donde estuvieron sembrado de sueños, cada uno es una vida y sus vidas son contadas por las estrellas que puebla el universo cuando la luna está dormida, y solo son las estrellas las que hacen del cielo un paisaje que nada ni nadie puede hacer en ese firmamento que esta sobre nuestros sueños para que podamos ver lago maravillosos cada noche. Al estar dormidos con los sueños sobre nuestras cabezas, pensando en quine pudieras ser el que está en estos momentos libres para salir volando sin que nadie te pueda decir nada. Estas donde no deseas y paraqué ser el esclavo de otro que te oprime, para que seas un esclavo de los sueños y siendo libre no puedes ser como ellos aunque nadie les dice adonde tienen que ir. Halas que son las que los pueden contar y ver cada vez que salen en vuelo sin destino y en verdad es envidiable el ser como son ellos en realidad. Solamente los b humanos somos los que nos creemos que somos superiores en todo y viendo una banda de aves, pensamos que es cierto, que no lo somos, aunque lo hemos pensado muchas veces, para que ellos no pueda ver y pensar en nosotros y comparar la sabiduría de nuestro cerebro; pero ellos sin tener los elementos que hoy en día se pueden tener, no necesitan nada para saber el lugar que han de posar y vivir durante el tiempo que para ellos sea necesario. Nadie le cuenta cómo va la bolsa, ni el trabajo, ni los salarios, ellos viven y, son libres de verdad para todo. No tienen problemas con nada. Sería bueno estar como ellos y sin que nadie te pueda decir el por qué de las cosas. Nos hemos modernizado, si es cierto hasta el punto que no somos capaces de vivir sin los adelantos conseguidos, pero llega el momento de pensar. ¿Vale la pena estar conectado a un aparato que no deja de sonar y que está cerca de tu cabeza todo el día sin que sepas quienes son los que te atormentan con las palabras que al final nadie sabe el por qué? Ha llegado el momento de dejar todo cuanto ha evolucionado la técnica de los nuevos instrumentos, sin ellos no somos capaces de vivir. El tiempo que antes se podía vivir era más tranquilo que el de ahora, ya se recuerda cuando te llegaba una carta la abrías con deseos de saber que era lo que te podían contar pero eran unas letras que se escribían con el corazón sobre cada línea pero hoy ya no es una carta, es un trabajo el tener que llevar acuesta el nuevo aparato que te dice cual es la calle que has de tomar. ¿Viviré de esa forma que me he propuesto hacer, me costará trabajo acostumbrarme pero lo intentaré para comprobar de ser el mismo de antaño y sin tantos adelantos; los cuales no son gratis y en cada uno te sacan lo que ellos desean que has de pagar y si no los tienes y creo que si durante muchos años fue la manera de poder vivir es bueno comprobar si es posible retornar a las viejas costumbre; y si puedo me sentiré libre por fin de este acoso que llevamos acuesta sin poder hacer nada para evitarlo. La vida sigue pero es demasiado lo que corre, es el adelanto de la técnica lo que hace que seamos como ellos desean, que no podamos vivir sin sus nuevos modelos de encarcelarnos para siempre y estemos presos de sus técnicas para poder vivir. Los seres inteligentes somos los únicos que necesitamos tales elementos para seguir el ritmo tan adelantado, que desean los que están en la sombra pensando en la manera de hacer que seamos marionetas que con unos cables invisibles podamos bailar con la música que te ponen para que sepas que son ellos los que tienen la música puesta. El forjador de sueños. José rodríguez Gómez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s