¡Bésame!

 

Cuándo quiera puedes hacerlo, estoy esperando para que tú me des un beso. Sí, me da lo mismo, yo se que tus labios son míos y sé también el sabor que tienen, son tan dulces que la miel no tiene comparación con ellos. Te estoy besando; cierro mis ojos para no saber adónde estoy, cuando los abro, veo que el cielo, está tan cerca de mis manos que puedo coger una estrella y ponerla en tus cabellos; y nosotros dos estamos flotando sobre una nube de colores que nos lleva donde el viento desea que estemos. Estas en mis brazos, tú me miras diciendo por qué no hacemos el amor. Yo siento que mi cuerpo se resbala sobre tu fina piel, y cuando entro dentro de ti no estoy en este mundo ya que al penetrar tus encantos son tan suaves que escamas de colores es tu fina piel; y se me escapa de mis manos, y cogiendo tus cabellos ensortijados es la única manera de poderme sostener sobre tu bello cuerpo. Nada se puede comparar teniéndote a ti en mis brazos, tus encantos son preciosos y tus pechos son dos perlas de los mares del mundo, es la sirena que nado hasta este punto y dejo su cuerpo al viento y tú tienes sus pechos los que nunca se rinden a mis manos; y teniéndolos pegados a mi piel, te busco el sabor de ellos, y sale, de ellos la miel que le darás al nacer a mis hijos. Tersos como la piel de una gacela que corre y salta por las piedras del campo, y sus pezones están tersos y deseosos que les ponga mis manos sobre ellos y, tocándote los pezones ya se han marchado el tiempo y es cuando dentro de ti mi cuerpo se vacía y quedan mis semillas sembradas en tu interior. ¿Es el amor es la parte de todo esto; y cuando los ojos se miran, se dicen tantas cosas que nadie puede saber lo que puede significar una mirada de una mujer; se enamora de un solo hombre en este mundo? ¿Qué es ese amor que nadie puede saber lo que significa? El cuerpo desnudo de una sirena que se salió del mar para vivir en la tierra. ¿Qué fue lo que le pasó cuando unas manos de hombre le tocaba su fino cuerpo y al sentir que su piel eran escamas de plata fina, ella sintió que su mente se había marchado de si sin decirle el por qué? ¡Mundo es el que está bajo nuestros pies, pero vivir en este mundo es tener una hembra que sepa lo que es el amor, que te de cuanto tiene dentro de sí! Cierra tus ojos porque te dará vuelta tu cabeza y no encontraras la salida ya que serás una marioneta sobre unos hilos de seda que son invisibles. ¡Hará de ti lo que ella quiera hacer contigo! Tú serás un soplo de suave brisa, sus cabellos se levantaran con el viento de tus labios, entonces, ella, te tomara en sus brazos y tú serás cera que se derrite entre su cuerpo ya nada quedará de ti cuando ella te de un beso entre tus labios resecos por el miedo a tener su bello cuerpo solo para ti. ¡Sentirás que el mundo se ha marchado, que nada existe, que todo ha sido un sueño, que los ojos que viste eran de una diosa que apareció dentro de una fuente de perlas y de cristal; su cuerpo se salió de la fuente y se convirtió en mujer! Diosa hembra celestial, perla de los mares, tesoro de mis sueños. ¿Donde estas que no puedo verte, te has marchado y no tuve tiempo de saber cómo son tus lindos labios; y tu cuerpo era trasparente como si fuese de cristal por qué te has ido de mi, cuéntame el por qué, sino, soy para ti, para qué estoy yo en este maldito mundo si no puedo tenerte a mi lado? Te fuiste, sólo estoy llorando mis penas. ¿Que son penas al haberte tenido, en cambio tú te marchaste de mi sin haberme amado, yo no sé adónde estoy; mi mente se ha vuelto loca, solo con haberte visto y no poder saber de ti, nada, solo el viento fue testigo de que de la fuente era tu cuerpo, él salió del agua y al ser trasparente como el cristal te marchaste y me dejaste sólo ante esta maldita vida que desde ahora me espera para mí la locura de un amor que nunca existió. ¡Dioses del universo, quiero tener eses amor, quiero saber el por qué, si el por qué se fue cuando el viento comenzó a soplar tan fuerte, yo no pude abrir los ojos y cuando lo hice, estaba ausente y dentro de la soledad de este mundo sin saber si ella en verdad estuvo aquí conmigo! ¡Tú fuiste testigo de todo! ¿Tú sabes donde esta, dímelo, te lo suplico, quiero tener su cuerpo; y si he de vender mi alma la vendo, aun que sea el diablo quien la compre, se la vendo por unos besos de esas diosa que salió de la fuente de los sueños? Todo es parte de las ilusiones que es donde nacen los ríos de plata para saciara la sed de mi corazón. Corre la corriente por mi cuerpo, es como si una fuerza ciclónica estuviese dentro de mí; ser quien desearía ser, es la cuestión, pero la soledad de mi vida ha cambiado por qué, solo con un espejismo se ha desbordado mi alma; y esta, suspirando por una mujer que no era tal, sino que fue mis sueños quien la vieron y no pude tenerla conmigo hasta que el soplo de viento de mis labios la alejó de mi. Cuenta la historia que una mujer enamoró a un hombre sólo con mirarle él quedo, tan enamorado de ella, que vendió su alma al diablo, se marcho con ella, y viven sobre una estrella que iluminan los caminos del silencio. Mis pies sobre un desierto de arena que me queman las plantas, no puedo caminar, al no saber el por qué estoy en este lugar, donde nadie sabe nada de mí. Se burlan, se ríen, me toman por loco, piensan qué estoy ciego. Ven que tropiezo con todas las piedras que hay en este negro camino que no tiene fin. ¿Adónde va, tú lo sabes, dímelo, he de saber en qué lugar se enamoró de ti? ¡Salió de una fuente! ¿Ella, salió de una fuente? ¡Sí, a si fue, y se marchó con el viento que soplaba en aquellos momentos, era tan fuerte que mis ojos los tuve que cerrar para poder estar en el lugar donde la fuente estaba situada! ¿Estás seguro de ti? ¡Sí, lo estoy, yo, nunca miento ya que cuanto te he dicho que la vi salir de dentro de una fuente es cierto que mis ojos la vieron; y que también vieron como se fue volando por los aires y nada quedo de ella! Solo la tierra estaba mojada de sus pies y desde ese momento yo camino detrás de sus huellas, que son las que me van marcando el camino a seguir. ¿Y si no la encuentras, que será de ti? Nadie puede saber lo que hay detrás de esa colina, puede haber una rosa, un árbol que de sombras, un río que lleve la corriente hacia el lugar donde ella puede estar, que sabemos del amor. ¿Has estado enamorado alguna vez, puedes hablar con el viento, sabes guiarte por las estrellas, ves el firmamento y te preguntas hasta donde llega, entonces como puede preguntarme si yo sé adónde camino, si sé adónde conduce este amor tan loco que perturba mi mente? Tú cuerpo es mi cuerpo, tus labios son los míos, tus pecho son la parte donde nacen mis sentidos, tu mente es el lugar a donde se parten los caminos de mi locura. ¿Adónde estás que no puedo saber el camino que conduce hacia ti? Besaré la tierra por ti, comeré sobre el suelo por ti, pensare donde está la piedra que divide los caminos sin saber para qué lugar he de marchar, ya que las huellas de tus pies se han borrado con el tiempo, ya no se para donde caminar; las sombras de mi cuerpo ya no puedo verlas, se marcharon al ver que no sabía para donde caminar; mis labios están sedientos y no siento el río que veía antes de llegar a la cima de la colina. ¿Qué es lo que me pasa, puedes decirme el por qué de esta locura, si tú lo sabes; dímelo, que quiero dejar mi cuerpo y seguir con mi alma solamente? Saldrá el día, la noche se ha marchado, mis pies ya descalzo estarán sobre tus huellas, mis pensamientos yo no te puedo decir lo que pensaran de mi; cuando se vean perdido tras tus pasos los que ya no veo por ningún lugar de este negro destino que me ha tocado vivir por haber visto lo que mis ojos dijeron y he seguido el destino sin saber cuánto me espera por sufrir. Locura de amor, eso me dicta mi mente, que estoy con locuras de amor, que puedo saber yo si a un sabio le pregunte, me dijo, que él ciego se quedo al buscar el amor por todos los lugares del mundo y con el tiempo al estar buscando sus ojos se cegaron al no encontrar nada de ese amor que dicen que si lo han visto. ¿Quién los vio, seguramente era una diosa que se fue con las estrellas, y que nunca más volvió a vivir cerca de nuestro amor; el que buscamos, sin saber el por qué lo buscamos ya ciego de buscar no puedo leer los libros a donde dice lo que es el amor? Dicen que une a dos personas a la vez, sin que nadie diga lo que ella dijo una vez, soy mujer; si te fías de mí, entrarás en la locura ya que mi mente es lo que para ti es la vida; y si me quieres, te volveré loco y, entonces, no sabrás si estas cuerdo o la mente se ha perdido por mis labios de pasión, donde nadie supo el por qué de unos besos que le di, eran besos de un amor que solamente fue porque quise dejar en él la mente perturbada, y para que nunca buscara el amor de una mujer que estaba enamorada de un dios que nunca existió de verdad; así, vete de una vez y no sigas mis pasos, que todo es mentira, yo lo sé que todo es mentira ya lo ves que soy mujer y sé que todo cuanto te he dicho no es cierto, ya que visto de mujer pero el día que yo te de un beso en tus labios la mente has de perder, ya que nadie sabe por qué somos las mujeres a si y no nos puedes comprender. Un beso solo pedí, en el camino me hallé, perdido, por sólo un beso. ¿Si hubiese pedido su cuerpo; qué sería de mí? En mi mente se quedó el sueño que tuve yo al despertar una mañana de Abril, cuando las rosas de mi jardín están hermosas sin saber el por qué son las mujeres a sí. El forjador de sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s