Quiero Pedir Perdon y Lo pido.

 
Quiero pedir perdón: Si, quiero pedir perdón. A todas las mujeres de la tierra, a todas en general ya que si sé que me queda una a la cual no se lo haya pedido yo me sentiré mal al haber dejado a una mujer que yo no conozca y se me haya pasado el pedírselo. Para comenzar este escrito que no es un sueño, sino una declaración de culpabilidad mía y de todos los hombres que lo crean también suyo es este escrito, para que pueda quedar zanjado para el resto de la vida, en mi nombre en general, a si nadie se creerá culpable de mis declaraciones que este día un escrito para todas las mujeres de la tierra. Sigue leyendo

Anuncios

El Viejo Tocador

 

Sí, yo tenía un viejo tocador que estaba en mi grandiosa casa. ¡Yo tenía una casa que era tan grande y con tantas habitaciones, que comenzaba ajugar en una y, cuando había llegado a la ultima ya no sabía como era la que le tocaba hoy jugar en ella. Tambien tenía un soberao que era donde se guardaban los viejos muebles, los que ya no servían y era por que estaban destartalados y carcomidos por las termitas y las polillas que hacían que se callesen a trozos los pedazos de maderas de los que estaba creado. Había en el soberao un viejo tocador; el cual, era mi favorito y, era dode más me gustaba a mi jugar. Sigue leyendo

El Violin del Destino.


Ya tenía mis años, yo vivía en casa de mis abuelos. Ellos, tenían muchos años pero siendo yo una persona mayor, ellos aun tenían ganas de ser jóvenes y el único nieto que quedaba en la familia era yo, que no me había querido casar y por eso vivía con ellos y ellos se sentían mejor teniéndome a su lado y a si no estaban solos. ¡Viejos sí, pero me querían tanto que ellos temían por mí como su fuese su hijo, él único que les quedaba por hacer un hombre que al saber que no había tenido ganas de casarme, eso a ellos no le daban importancia ya que había en este mundo tantas personas que vivían solas que era uno más de los que no habían querido enredarse en cosas de matrimonios; Sigue leyendo